Tatuajes temporales, un negocio seguro

22 julio, 2016
Tatuajes temporales, un negocio seguro

Un tatuaje consiste en la creación de un dibujo sobre la piel, inyectando una tinta en ésta. Los tatuajes están de moda y son muchos los profesionales del diseño que han pensado en montar su propio negocio de tatoos.

El problema es que en muchas ocasiones, las personas tatuadas se arrepienten del diseño que se han hecho tatuar, ya sea porque no están contentos con el resultado, ya se han aburrido de él, no les gusta en el momento presente algo que sí les gustaba en el pasado, ha quedado feo con el paso del tiempo… Por lo que muchos estudios de tatuaje, en ocasiones, dedican más tiempo a la eliminación de tatoos, que a la creación de éstos.

La solución a este problema estaría en los tatuajes temporales con aerógrafo. Éstos son un tipo de tatuaje temporal que suelen emplear un pincel de aire y una plantilla. El resultado es magnífico y suelen conservarse durante bastante tiempo. Los consumidores de este tipo de tatuajes suelen ser tanto adult@s como niñ@s y tienen una duración de entre unos 2 y 7 días, aproximadamente, en función del tipo de piel y de la zona tatuada. También hay tipos de tatuajes temporales que pueden durar hasta unos 6 meses, para los que se suele emplear henna.

Una oportunidad de negocio seguro la encontramos en los tatuajes temporales con aerógrafo. Un aerógrafo es un instrumento que pulveriza una fina capa de pintura en superficies, por norma general, de tamaño reducido, y empleado en el mundo del arte y el sector de la industria. Para las superficies más grandes, se emplea una pistola, y algunos incluyen un lápiz, para rociar al detalle. La aerografía se asemeja a la aplicación, mediante spray en la realización de grafitis.  Aerógrafos de calidad pueden encontrarse en  Mercurydos, empresa que fabrica instalaciones para el tratamiento de pintura y superficies, con cobertura en todo el territorio nacional e internacional y preocupada por los avances tecnológicos y la investigación, lo que le permite responder a las demandas de un mercado en constante evolución y cada vez más exigente.

Las aplicaciones del aerógrafo son diversas, destacando su uso en artes plásticas, maquetas, decoración textil, fotografía, repostería, maquillaje, restauración, body paint, grafitis, tatuajes…

COMO HACER TATUAJES CON AERÓGRAFOS

Lo primero que se necesita es el instrumental adecuado, es decir, un aerógrafo, pintura, manquera de aire y compresor. O bien un kit completo.

Lo siguiente que se necesita es, obviamente, una persona a la que tatuar.

Antes de empezar a tatuar es conveniente realizar pruebas en papel, sobre todo para los iniciados en el apasionante mundo del Tatuaje

Lo más sencillo es confeccionar una plantilla, que se colocará sobre la piel, y una vez hecho esto, ya podemos empezar a tatuar.

Algunos consejos para que el tatuaje se conserve durante más tiempo son los que tenemos a continuación:

  • Exfoliar la piel antes de tatuarse
  • Dejar secar muy bien
  • Aplicar talco sobre la zona tatuada
  • Evitar el uso de cremas hidratantes
  • No tocarse el tatuaje
  • No frotar, tanto a la hora de ducharse, ni durante el secado con la toalla.

COMO MONTAR UN NEGOCIO DE TATOOS

  • Lo primero es conseguir el local y la licencia para poder ejercer el oficio, además se debe consultar la normativa local al respecto.
  • Contar con herramientas y maquinaria de calidad.
  • Localizar los clientes objetivos y atraerlos al negocio, por medio de publicidad en los medios, reparto de flyers, ofertas…
  • Exponer los trabajos realizados a la vista del público
  • Decorar el local de forma original y creativa, marcando la diferencia y creando tu propia marca personal.
  • Contratar los servicios de un administrador contable o un gestor
  • Cumplir, además, con la normativa del empleador del local, en el caso de ser este alquilado.