Proteger a los empleados es rentable económicamente

25 enero, 2018
Proteger a los empleados es rentable económicamente

Garantizar que los empleados de aquellos trabajos que entrañan algún peligro físico desempeñan su labor con total seguridad es una cuestión que por fin está consiguiendo normalizarse en los últimos años. Para suerte de todos nosotros y de la sociedad en general, las muertes y las lesiones en dicho tipo de empleos se han venido reduciendo de un tiempo a esta parte, pero eso no es óbice para que se deje de mantener alta la guardia a este respecto.

El tema ha levantado, a pesar de su más que aconsejable propósito, polémica entre muchos sectores empresariales, que se han visto en la obligación de adquirir material de protección para todos sus empleados sin que en muchos casos la Administración Pública haya contribuido con parte del gasto que la compra de todos esos instrumentos supone.

Y es que, para muchas pequeñas empresas dedicadas, por ejemplo, a la construcción, la compra del material ha implicado que el balance se descuadre y que, en muchos casos, eso provoque la consecución de beneficios. Es evidente que ese no es un argumento suficiente como para dejar de apostar por la integridad física de los empleados, un asunto por el que debe existir una concienciación plena. Pero lo cierto es que es necesario que todas las empresas, especialmente las pymes, accedan a estos utensilios de un modo mucho más fácil y barato.

Son pocas las ayudas y subvenciones que, como se ha apuntado anteriormente, la Administración Pública destina a este tipo de ayudas a las empresas españolas. Son éstas las que, por tanto, deben buscar la manera de conseguir material de protección en altura de calidad sin que eso implique hipotecarse de por vida. Por fortuna, algunas de esas entidades han conseguido dar con la tecla y encontrar en una empresa como Workprotec la alternativa ideal para proteger del mejor modo posible a todos sus trabajadores.

Los productos de Workprotec llevan años estando a la cabeza en lo que a protección en altura se refiere. Lo hacen, además, al mejor precio del mercado, lo que hace posible que todas esas empresas que han tenido problemas para adquirir dicho material dejen de padecerlos. Workprotec va todavía más allá, ofreciendo una variedad de productos que servirán para conseguir cumplir con todas las medidas de seguridad que requiere el trabajo en altura: líneas de anclaje, puntos de anclaje, carriles, raíles, barandillas de protección, pasarelas, escaleras de acceso, redes de protección…

Un compromiso social y que debe perdurar

Son muchas miles de personas las que, en un país como el nuestro, continúan dedicándose a las labores de albañilería a pesar de que el sector de la construcción ha pasado por la crisis más importante de su historia reciente dentro de nuestras fronteras. Es precisamente por eso por lo que sigue siendo tan fundamental como antes el hecho de garantizar su integridad, su salud y, por tanto, su dignidad en el trabajo.

Hacerlo puede resultar, además, totalmente rentable para la empresa si decide confiar en una entidad como Workprotec, que cuenta con unos precios que hasta hace no demasiado resultaban prohibitivos para prácticamente todas las pequeñas y medianas constructoras. Para muchas de ellas, la aparición de dicha entidad ha supuesto un soplo de aire fresco a un sector que empezaba a encasillarse.

Todavía existen muchos y muchas profesionales en España que acuden cada día a trabajar a una construcción sin que se les proporcione el material adecuado para su correcta protección. Una situación así no puede continuar por más tiempo. Hay vidas en juego y, aunque los datos cada año suelen ser mejores que el anterior en lo que a mortalidad laboral se refiere, es imprescindible acabar con todo aquel que las pone en peligro. No hay excusas que valgan. Ninguna entidad puede argumentar no tener dinero para acometer la inversión necesaria en el material de protección. Workprotec da fe de ello.