La tecnología en el almacén, fundamental para la eficiencia logística

4 septiembre, 2019
La tecnología en el almacén, fundamental para la eficiencia logística

Son muchas las responsabilidades que no hay que perder de vista a la hora de conseguir hacer rentable a un determinado negocio. Está claro que es necesario vender mucho y conseguir un margen de beneficios que sea suficiente como para pagar todas nuestras obligaciones y, además, quedarnos con un colchón importante de dinero. Pero no cabe la menor duda de que, además de eso, es de una importancia brutal conseguir reducir los costes que están asociados a nuestra actividad económica. Esta cuestión es tan importante como la que hemos destacado en primera instancia. Y las empresas lo saben.

Una de esas responsabilidades es la que tiene que ver con la logística, un asunto que, muy al contrario de lo que la gente suele pensar, afecta tanto a las empresas grandes como a las pequeñas. Y es que este es un asunto que nos puede ayudar a reducir nuestros costes. Disponer de todos los elementos que sean necesarios para tratar de hacer eficaz y eficiente una empresa no es tan complicado y buena parte de ello depende de lo que podamos hacer en materia logística. Es algo tan real como la vida misma.

La tecnología es un aspecto realmente importante una vez llegado a este punto. Conseguir acortar tiempos y reducir esfuerzos es una de las máximas en este campo y es algo en lo que se encuentran peleando las principales compañías de una buena cantidad de sectores. Y es que es en la logística donde se produce una mayor cantidad de ineficiencias económicas y humanas, algo que termina siendo una losa enorme para nuestras empresas y que, desde luego y tal y como se ha demostrado, se puede evitar.

Son muchos los profesionales y los medios de comunicación que se han hecho eco de aspectos como los que os acabamos de trasladar. Uno de ellos es El Confidencial Digital, que se hacía la pregunta, en uno de sus artículos, de por qué es tan importante la logística dentro de la rentabilidad de un negocio, a lo que se responde que es algo que puede hacer que nuestros costes no solo no se disparen, sino que se reduzcan. Y la importancia que esto tiene, máxime en los tiempos que corren, en los que todo el mundo ya se ha dado cuenta de la relevancia de la logística, es brutal.

Tanta es la importancia de la logística a día de hoy que han sido los propios operadores logísticos los que han tenido prisa por mejorar su rentabilidad y su productividad. Según una noticia que fue publicada en el portal web especializado Transporte Profesional, han aumentado un 5% esos dos aspectos en los tiempos que corren, un dato que no es para nada baladí y que pone de manifiesto que, desde el sector logístico, se ha puesto toda la carne en el asador con el fin de mejorar registros y hacer más productiva su actividad. Y no cabe la menor duda de que se está consiguiendo.

La maquinaria, relevante 

Hablar de logística es hacerlo de almacenes de grandes dimensiones y de estanterías en las que colocar los productos que más tarde nos encargaremos de comercializar. Pero hablar de logística también es hacerlo de máquinas y carretillas, que tienen la llave de una productividad que es vital para un sector que ha adquirido una importancia tan grande como este. Los profesionales de Tomi Maquinaria nos han comentando que, en la actualidad, la mayoría de las empresas ve en las carretillas elevadoras y en la maquinaria propia del almacén el elemento más importante para tratar de hacer más productiva su actividad y reducir los costes asociados a la misma.

Vivimos en un momento en el que la logística tiene una importancia de lo más grande. En la actualidad, los grandes almacenes y comercios compiten por reducir los periodos de entrega de los productos que comercializan. Y es que en esa diferencia está la ventaja o la desventaja competitiva. De eso depende la confianza que pueda depositar un cliente en concreto en una empresa. Esto ya se ha estudiado con detenimiento por parte de los expertos y está claro que tiene una relevancia que a nadie se le escapa.

Tenemos que seguir mejorando en este sentido. Y para ello es muy importante que seamos capaces de reconocer y potenciar esa maquinaria logística de la que disponemos. No cabe la menor duda de que esa será la mejor manera de conseguir que la empresa para la que trabajemos sea eficaz y eficiente en un momento en el que el cliente no perdona lo contrario. La logística nunca ha sido tan importante y sigue preparándose para aumentar en valor y en importancia dentro de la sociedad y en el interior de cada una de las empresas que constituyen dicha sociedad.