¿Nueva decoración? Elige bien a los transportistas de tus nuevos muebles

16 abril, 2015
¿Nueva decoración? Elige bien a los transportistas de tus nuevos muebles

banner

Hoy en día cientos de propietarios que en otras condiciones se liarían la manta a la cabeza y optarían por cambiar de vivienda lo que hacen es adaptarse a la situación actual y escogen remodelar su casa, cambiar los muebles y redecorar estancias con el objetivo de dar un aire fresco a su hogar pero muchos se enfrentan siempre al mismo problema, el transporte de muebles y decoración. Mediterraneo Expres es una organización especializada en el transporte y la logística del mueble y artículos de decoración que dispone de delegaciones en Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante. Una empresa de confianza en quien podrás confiar tus bienes más preciados para su traslado.

Y es que resulta que te compras los muebles en grandes superficies con el fin de ahorrar tiempo ya que allí tienen de todo y luego te encuentras con el problema del traslado y el montaje porque las compañías que pueden llevarte la nueva decoración a tu casa suelen ser subcontratas a las que tienes que pagar aparte y que trabajan intentando dedicar el menos tiempo posible a los traslados ya que van a cobrarte por volumen no por horas dedicadas. ¿Consecuencia? Que lo hacen rápido y mal.

No pretendo decir que todas estas compañías sean malas ni muchísimo menos pero sí creo, por lo menos en mi opinión y basándome en la experiencia que tengo, que no ponen cuidado en lo que hacen porque lo que les interesa es acabar y seguir con un nuevo traslado. Esto provoca algunos golpes en los muebles nuevos de los que no te das cuenta hasta que ya es demasiado tarde y cosas por el estilo, lo sé a ciencia cierta. Así que, sinceramente, prefiero confiar en alguien a quien sí le interese quedar bien con el cliente y ofrecer una gran imagen de compañía.

Aquellos que se lanzan a vivir la aventura de la reforma o simplemente de la redecoración empiezan con el ánimo por las nubes, muy excitados y alegres por todo lo que van a hacer. Piensan, se organizan y preparan todo lo que necesitan para llevar a cabo su odisea hogareña pero conforme avanza todo y van invirtiendo tiempo, se notan más cansados y se dan cuenta de que aún les queda, como mínimo, tres o cuatro días de trabajo (si no son más) sus ánimos van decayendo notablemente y la alegría se convierte en una pequeña sombra que ha oscurecido su cabeza y lo que menos le apetece es que, al acabar, lleguen los trasportistas con sus nuevos muebles y ver imperfecciones en ellos de cualquier tipo. De hecho, yo que lo he vivido, os puedo asegurar que es una gran decepción.

Así que personalmente os invito a iniciaros en el mundo del manitas que redecora su casa pero teniendo muy en cuenta lo que va a pasar y los malos ratos que podéis llegar a tener. Eso sí, el resultado siempre merece la pena, bueno… casi siempre.

Deja una respuesta