Las cuerdas viven su revolución tecnológica

3 enero, 2018
Las cuerdas viven su revolución tecnológica

Quizás no haya más simple que una cuerda, ¿verdad?. Pero también sería muy simple decir que una cuerda es un trozo de poliéster, polipropileno o nylon. Una cuerda es mucho más, y lo más curioso es que se han sabido adaptar a los nuevos tiempos y en la actualidad viven una segunda generación.

El ejemplo lo tenemos en Cuerdas Valero. Una empresa que, siendo todo un referente desde hace muchos años en el sector, se ha sabido reinventar para atender tanto al pequeño comerciante como al mayorista de todos los sectores, de la ferretería, en la construcción, deportes y aventura. De esta manera ofrece su experiencia y asesoramiento en cuerdas naturales y sintéticas en todos los grosores y colores disponibles. Son muchos los sectores en los que se emplean cuerdas y que, bien por unas cosas u otras, han tenido que amoldarse a los nuevos tiempos.

Estopa

Un ejemplo lo tenemos en la cinta de estopa, una fibra natural muy peinada sin impurezas, que desde hace muchos años se utiliza para la fontanería profesional y doméstica, por su comodidad al uso y poco volumen para guardar y almacenar en sitios pequeños como caja de herramientas, estanterías, cajones, bolsillos. Pues bien, en los últimos años se ha amoldado a los nuevos tiempos con diferentes modelos.

Por su parte, el hilo guarnicionero es de fibra natural de cáñamo y se usa en tapicerías, etiquetado y trabajos ecuestres artesanales. Es un hilo natural muy suave al tacto sin pulir, un aspecto más rustico al disponer de propia pelusilla. Por estas características ofrece un cosido manual sencillo y manejable. Un oficio el de guarnicionero que aún persiste en el tiempo.

También está el hilo bramante. En este caso está compuesto de una fibra natural flexible obtenida de la planta del cáñamo. Esta variedad de cuerdas de cáñamo están indicadas para su uso en agricultura, trabajos manuales, bricolaje, embutidos, etiquetado, paquetería y carpintería ya que tiene un anudado fácil y seguro. El que se usaba antiguamente para enviar los paquetes al extranjero. Seguro que recuerdas a tus abuelos o padres haciéndolo.

Rafia

La cinta de rafia es 100% polipropileno en color negro y se presenta en fardos cortada en distintos tamaños. Es empleada para su uso en injertos agricolas, floricultura y jardinería.

Reconozco que nunca había oído hablar de la cuerda de polifil. Es trenzada en un granete de 16 cabos sin alma, derivada de un polipropileno de alta calidad, con un tratamiento anti uva que la hace resistente a los rayos solares. Especialmente indicada para invernaderos, persianas y toldos por lo que en zonas como Almería o Murcia son muy empleadas.

Tradicionales

Y así se podría hacer con muchas más cuerdas, sin dejar de pensar en las más tradicionales como nylon o poliester. Y es que hay un amplio catálogo, que las empresas si saben explotarlo pueden encontrar un buen nicho de mercado.

Puedes ver que las cuerdas se han sabido reinventar. Otro día hablaremos de la importancia de la cordelería en el mundo del deporte, ya que también han sufrido muchos avances. Ahora se hacen cuerdas agradable de manejar, en la que es fácil hacer y, sobre todo, deshacer nudos después de una caída. Además, corre muy bien por los aparatos de aseguramiento y mosquetones.