Consejos para comprar un coche de radiocontrol a un niño

18 septiembre, 2020
Consejos para comprar un coche de radiocontrol a un niño

Si piensas regalar a tu niño un coche de radiocontrol, los expertos de Modeltronic creen que, en base a sus años de experiencia es vital conocer siempre las características técnicas del juguete y los aspectos que debemos tener en cuenta para la elección del más adecuado para los años que tenga y su habilidad.

Hay que tener en cuenta que un vehículo de control remoto puede ser un regalo extraordinario para niños de toda edad. Normalmente se les suelen llamar RC y existenmuchas alternativas en el mercado.

Vamos con unos consejos para la mejor elección de coche de radiocontrol:

No es preciso que se gaste demasiado dinero, especialmente si es el primero que tiene el niño. Lo más necesario es saber las necesidades que tenemos y el presupuesto con el que contamos.

Coste

Normalmente un coche que va rápido necesita un buen jugador que lo controle. Lo mejor es que los que estén empezando no opten por esta clase de coches, pues es posible que choquen o se rompan. Además, como es lógico, los que van más rápido tienen un coste más alto, pues necesitan motores de mayor potencia.

Marca

Las marcas siempre son importantes antes de adquirir un producto. La fiabilidad que tienen las marcas nos dicen mucho de la calidad y el rendimiento que nos proporcionan, además del propio rendimiento del vehículo de radiocontrol.

Cuerpo

Diferenciamos dos clases de carrocerías, la que es de metal y la de plástico. Los que tienen cuerpo metálico suelen ser más caros por el propio material, pero su movimiento es más lento por el propio peso. En el caso de los de plástico tienen una mayor flexibilidad y ligereza. Esto hace que puedan ir más rápido.

Las dos clases de carrocería se pueden personalizar, por lo que podemos adquirir unas pinturas o pegatinas y que sirvan para el diseño del coche de RC. Si no deseas que suba mucho el presupuesto, se puede investigar para dar con el color, aspecto o colores deseados. Lo cierto es que el mercado da muchas alternativas.

Artillería

Si usas el coche de RC para luchas entre coches, siempre es bueno tener un buen disparador de balas. Si solo lo quieres para hacer carreras, no tienes que pensar en esta clase de accesorios extras más bélicos.

Características realistas

Otros aspectos como el humo o los sonidos son algunos de los componentes necesarios que hacen que el coche RC tenga aún más realismo. Por ello es fundamental conocer el propio volumen que tendrán los sonidos, de tal forma que sea posible adaptarse al área en la que se jugará con los vehículos.

Si queremos que un vehículo libere humo cuando está arrancando tendrá que contar con un sistema de retroceso que le ayude a la hora de hacer estos efectos. Son sin duda, unas características que dan mayor emoción a los juegos.

Baterías

Disponer de un tiempo limitado para el juego nos puede arruinar la diversión, en especial cuando después nos lleve de cinco a ocho horas para la carga. Entre las mejores soluciones deberemos actualizar la batería que traiga el coche o adquirir un cargador de batería con mayor resistencia.

Si queremos evitar los problemas de las recargas, podemos pensar en la opción de los vehículos que funcionan con gasolina o nitro de RC.

Control remoto

El coche de RC tendrá que ser sencillo en su manejo. Cuánto mayor familiaridad tengamos con las funciones y situaciones de los botones, será mejor. Existe una enorme variedad entre la que podemos elegir. Para los principiantes siempre es importante que el mando sea de apariencia joystick, para hacernos una idea.

Como imaginarás, todos estos factores tienen gran importancia, pero debemos valorar estas opciones, en especial pensando en la edad de los niños, de tal forma que puedan disfrutar del mismo y sea su juguete más preciado.

Coches de radiocontrol por edades:

De los 18 meses a los 3 años

Resistencia a los golpes y sencillos de usar. Recordemos que a esta edad se está desarrollando la coordinación y concepción de los juegos.

De 3 a 6 años

Con esta edad podemos elegir coches algo más sofisticados, aunque los mandos no deberán ser complicados de usar.

De 6 a 9 años

Con esta edad los niños tienen más consciencia de cuáles son sus juguetes y desarrollan más sus propias habilidades. Por lo tanto, se puede optar por coches de mayor rapidez y complejidad en la conducción.

De 9 a 12 años

Con dicha edad se puede optar por la opción de que el niño monte su propio coche de RC.