La encimera de acero inoxidable es idónea para la cocina

Si quieres cambiar los muebles de tu cocina debes tener en cuenta el espacio y decidir dónde irá situada la zona de aguas, la zona de cocción y la de preparación de los alimentos. Es fundamental elegir muebles originales y con un diseño único. Te recomendamos los muebles personalizados, sobre todo, si tienes una cocina pequeña. Con los muebles a medida puedes aprovechar al máximo el espacio y se adaptan a tus necesidades. Las cocinas actuales se diseñan con armarios bajos con cajones, que son idóneos para guardar ollas, sartenes, cucharas, etc.

Si quieres cambiar los muebles de tu cocina debes tener en cuenta el espacio y decidir dónde irá situada la zona de aguas, la zona de cocción y la de preparación de los alimentos. Es fundamental elegir muebles originales y con un diseño único. Te recomendamos los muebles personalizados, sobre todo, si tienes una cocina pequeña. Con los muebles a medida puedes aprovechar al máximo el espacio y se adaptan a tus necesidades. Las cocinas actuales se diseñan con armarios bajos con cajones, que son idóneos para guardar ollas, sartenes, cucharas, etc.

Apuesta por los armarios superiores porque ofrecen más espacio de almacenaje, lo mejor es que lleguen hasta el techo para aprovechar el espacio al máximo. Es importante que los muebles sean resistentes, te recomendamos los siguientes:

Laminados: Pueden ser lisos o imitar a otros materiales como la madera. Son los más sencillos y económicos.

Laminados de alta presión: Son más resistentes a la humedad y al rayado. Puedes encontrar una gran variedad de modelos, colores y acabados.

Madera: La mejor opción es la madera chapada, porque es más económica.

¿Porque es importante elegir una encimera de acero inoxidable?

Hasta hace poco tiempo no era habitual encontrar encimeras de acero inoxidable en los hogares, ya que siempre han estado en las cocinas de los restaurantes u hoteles. En la actualidad muchas personas apuestan por estas encimeras, porque son vanguardistas e higiénicas.

«El acero inoxidable es uno de los metales más utilizados en el mundo, compuesto por varios elementos de aleación», informa el periódico digital Okdiario. Desde los años treinta, el acero inoxidable ha sido muy utilizado, sobre todo, en las cocinas.

Danvimet, como especialista en fabricación de muebles de acero inoxidable y estanterías de acero para hostelería, informa que las ventajas de elegir una encimera de acero inoxidable son las siguientes:

-Las encimeras de acero son higiénicas, ya que no se acumulan en ella los gérmenes ni las bacterias

-Las superficies de acero no se rayan ni se abollan.

-Es un material no poroso, por lo que no absorbe sustancias que puedan dejar manchas permanentes.

-A diferencia del aluminio, es resistente a las altas temperaturas.

-Resistente a la humedad y a los golpes.

-El acero es un perfecto conductor eléctrico.

-Es un material soldable, por lo que se puede modificar y adaptar a tus necesidades.

-Las encimeras de este material son fáciles de limpiar y de desinfectar.

-Es una encimera moderna y actual.

¿Qué diseño elegir?

Encontrarás diferentes acabados, así que puedes optar por un efecto cepillado, pulido, mate, brillante, etc. Te recomendamos un efecto cepillado, porque las manchas y los arañazos se notan menos.

También debes tener en cuenta el grosor del acero, la mejor opción es una encimera de acero inoxidable con un calibre de entre 16 y 18, porque cuanto menor es el calibre más resistente es el acero.

También es importante elegir el borde más adecuado de la encimera. Apuesta por un borde cuadrado porque es más contemporáneo. Aunque si quieres suavizar la apariencia de la encimera, opta por un borde ligeramente redondeado.

Para aportar un poco de alegría a la cocina también puedes incluir muebles de madera. Las encimeras de acero combinan a la perfección con los colores como el
blanco, negro, gris o beige. ¡Evita los colores llamativos!

¿Cómo limpiar el acero inoxidable?

El acero inoxidable es fácil de limpiar y no requiere ningún tratamiento especial. Evita el uso de limpiadores abrasivos, te recomendamos que utilices una esponja y jabón. Tampoco puedes utilizar estropajos porque pueden rayar el acero. Si vas a cortar sobre la encimera utiliza una tabla.

Si quieres que el acero recupere su brillo y disimular los arañazos, aplica un poco de aceite de oliva y frota con un paño limpio y seco. Espera unos 15-30 minutos hasta que el aceite hidrate bien el metal y retíralo con un paño húmedo.

Otro limpiador casero es la ginebra, así que pasa un paño empapado en esta bebida y no necesitas aclarar después. También puedes limpiar y eliminar manchas en el acero con el bicarbonato, extiéndelo con una bayeta y aclara después.

Nunca utilices la lejía porque va a dañar el acero, tampoco puedes usar los limpiadores con cloro o que contienen cloruro. Antes de limpiar este metal es aconsejable que leas la etiqueta del producto.

La húmeda no es buena porque provoca que el proceso de corrosión del acero inoxidable se acelere, recuerda esta recomendación cuando vayas a limpiar la encimera. Los especialistas recomiendan pasar un paño ligeramente mojado.

¡Para tu próxima reforma opta por esta encimera y muebles de madera!

Artículos mas recientes

subscribite al boletín informativo

En vivo

Otros artículos