La cirugía ocular, un negocio más rentable que nunca

7 noviembre, 2019
La cirugía ocular, un negocio más rentable que nunca

Son muchos los problemas de salud que puede presentar una persona a lo largo de su vida. Y son muchas las personas que pueden quedar expuestas a este tipo de problemas. Es algo que está quedando cada vez más claro con la llegada de las nuevas tecnologías hasta la sociedad occidental. Y es que, a día de hoy, estamos sujetos a las pantallas de móviles, de ordenadores o de tablets. Y es que no cabe la menor duda de que eso tiene una influencia tremenda en lo que respecta a la calidad de la vida de la gente.

La mayoría de la gente apuesta por ponerse gafas para solucionar un problema de estas características. Pero hay que decir que, en un momento como en el que nos encontramos, tenemos una enorme cantidad de posibilidades en lo que tiene que ver con la corrección de problemas de índole visual. Y es que, en pleno 2019, el que lleva gafas las tiene por el simple hecho de que quiere, porque no tiene por qué mantenerlas en este caso. Es algo que todo el mundo tiene claro y de lo que no existe ninguna duda.

Vamos a hablar en cifras de todo lo que hemos venido comentando en estos dos primeros párrafos. Una noticia que fue publicada en el portal web El Confidencial Digital informaba de que siete de cada diez españoles ven mal, lo cual es algo que nos preocupa sobremanera. Sobre todo, es importante destacar que la edad en la que este tipo de problemas comienza a ser habitual es la de 45 años, por lo que conviene que todas las personas que se empiecen a acercar a esa edad estén al tanto de este tipo de asuntos.

Los datos son mucho más impresionantes si tenemos en cuenta la cifra de discapacitados visuales de todo el mundo, que es de 285 millones de personas según las informaciones obtenidas por el portal web Infosalus y que se desprenden de los estudios de la Organización Mundial de la Salud. Y es que no cabe la menor duda de que este es un problema en toda regla al que es necesario que le dediquemos una mayor inversión por parte tanto del sector público como de las entidades privadas que se dedican a ellos. Es algo que, desde luego, muchas personas nos iban a agradecer.

La cirugía ocular se ha convertido en una de las ciencias que más rentable sale en los tiempos que corren teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que hay preocupada por la salud y la deformación de sus ojos a causa de la gran cantidad de horas que pasan delante de un ordenador o de una pantalla en general. La doctora Cecilia Rodríguez, responsable de Estética Ocular, una entidad dedicada a la realización de todo lo que tiene que ver con la cirugía para ojos, nos ha comentado que es mucha la gente que, en el último año, ha pedido presupuesto para iniciar un proceso de transformación en lo relativo a sus ojos que le permita sentirse más joven y, además, ver mejor.

La satisfacción de la clientela, la clave

Es fundamental que el cliente se sienta satisfecho con la transformación que sufre tanto desde el punto de vista físico como del visual. Y eso es lo que también está haciendo posible que crezca de una manera sustancial la cantidad de personas que se están animando a acometer un proyecto de estas características. Y es que no es para menos. La verdad es que todo el mundo parece encontrarle una utilidad bastante grande a este tipo de acciones y la verdad es que es mejor que así siga siendo.

Estas cosas, por desgracia, suelen ser vistas como un capricho por parte de algunas personas, algo que se aleja completamente de la realidad a causa de la gran cantidad de problemas que también padece mucha gente en lo que está relacionado con sus ojos. Y es que está claro que los ojos siguen siendo una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo, máxime ahora que estamos en un proceso de tecnologización constante gracias a las nuevas aplicaciones informáticas y tecnológicas.

No cabe la menor duda de que cuidar de nuestros ojos es una necesidad realmente grande para muchas personas y que tener esto en cuenta siempre le va a venir perfectamente a una gran cantidad de gente. Esta es una de las cuestiones que explican, por ahora, la rentabilidad de las empresas dedicadas a la reparación de este tipo de problemas. Y tiene pinta de que va a ser así de cara a los años que están por venir. La demanda de este tipo de servicios va a seguir en aumento teniendo en cuenta la dependencia cada vez mayor de los instrumentos tecnológicos ante los que pasamos una gran cantidad de horas.