Hacerse hueco en el sector del plástico

16 abril, 2019
Hacerse hueco en el sector del plástico

En los tiempos que corren no es fácil hacerse un hueco en un sector tan competitivo como el del plástico. Además de combatir con el resto de empresas tienes que saber que son muchas las medidas de presión por parte de los grupos ecológicos. Y, es que, hay que reconocer que el plástico sigue mal visto. Solo hay que ver la tremenda campaña que se ha lanzado desde los supermercados para cobrar la bolsa. Sin embargo, hay empresas que siguen trabajando con transparencia y conciencia.

La empresa Pérez Linares abre hoy las puertas de su fábrica para conocer un poco más cómo una empresa puede llegar a ser referente en un sector. Aunque en lo primero que hay que hacer hincapié es en su política de sostenibilidad. Como antes te comentaba, estas empresas están miradas con lupa, por eso es de elogiar su forma de trabajo.

Desde el primer día han mostrado su concienciación en la preservación y cuidado del medio ambiente, mediante el aprovechamiento energético y el uso de alternativas para minimizar el impacto ambiental de la que es su materia prima, el plástico. Desde hace tiempo han iniciado proyectos de envases fabricados con materia biobasadas y biodegradables. Cualquier envase de su gama se puede usar este tipo de materiales, que, como bien sabes, no son contaminantes. Es el mejor ejemplo de una empresa que tiene conciencia ecológica y que quiere seguir avanzando, pero con mentalidad verde.

Plástico

Esta empresa está siempre en continua investigación e innovación para garantizar a los clientes que su fábrica de envases de plástico sólo comercializa productos de primera calidad y gran diseño. Así, fabrican botellas, jerrycanes, tarros, pistolas pulverizadoras, etc., y además cuentan con un servicio de fabricación especial donde se desarrollan envases a medida para sus clientes. En su fábrica de envases de plástico piensan en las necesidades de sus usuarios.

Así es cómo se han ganado un hueco como fabricantes de bidones. Su fábrica de garrafas de plástico cuenta con modelos de gran capacidad que van desde 2 l. hasta 25 l. Se fabrica en formato apilable y petaca. Con tapones  estándar, seguridad niños, con válvula desgasificación, con lámina inducción, con bomba incorporada, etc. Algunos modelos de sus bidones de plástico están homologados según ADR para transporte mercancías peligrosas. Por último, garrafas de plástico perfectas para sectores químico, agro, fitosanitarios, limpieza, disolventes y colas, mantenimiento, automoción.

Pero ante todo, en esta empres quieren sentirse exclusivos. Es ese el principal elemento diferenciador en su propuesta, son especialistas en la fabricación de piezas de plástico y packaging a medida, en exclusiva y con confidencialidad. De ahí que su fábrica de inyección de plástico tiene total adaptabilidad en las distintas fases del proceso, atendiendo a las necesidades de cada proyecto en particular.

Estos son solo algunos de los datos que se manejan. Cada día se abandonan 30 millones de latas y botellas en España. En España, el 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos terminan en los vertederos sin ser reciclados. Mientras que la producción global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años, y en especial en las últimas décadas. La mayor parte de los plásticos se emplean en la fabricación de envases, es decir, en los dañinos productos de un solo uso. En concreto en Europa la demanda de plásticos para envases fue del 39% en 2013, y en España ascendió al 45%.

Envases especiales

Su constante reinvención le ha llevado a tener envases especiales. Es curioso, pero si tras revisar su catálogo de envases de plástico no has localizado un producto que se adapte a las necesidades, ellos te fabrican los envases de plástico a medida que sean necesarios. Colaboran con sus clientes para desarrollar envases de plástico a medida, desde la fase inicial de diseño, prototipo y 3D, fabricación del molde y producción. Así de fácil.

Y de esta manera es como una empresa del sector del plástico logra hacerse un hueco en un mercado tan competitivo y con tantos obstáculos por el camino. Bien es cierto que cuando se trabaja de una forma transparente y con conciencia ecológica se logra todo.