¿Cómo escoger un buen mobiliario para la oficina?

25 marzo, 2019
¿Cómo escoger un buen mobiliario para la oficina?

Muchos empresarios nos preguntamos lo que tiene más importancia a la hora de seleccionar el mobiliario de oficina. Existen elementos importantes como como las luces, el elemento ergonómico o lo confortable que son los muebles.

Merece la pena hablar de que hay elementos que tienen gran importancia cuando se quiere disfrutar un buen ambiente laboral. En nuestra empresa, decidimos al final confiar en Abisal Mobiliario porque contaban con un servicio de asesoramiento personalizado a cada cliente, donde valoran qué es lo que necesita tu oficina y ellos aportan el saber de años experiencia, todo unido a unos precios que encajaban realmente con lo que necesitábamos.

Al hablar con ellos, nos dieron unos útiles consejos para contar con los mejores muebles de oficina:

Escritorio

En el caso del escritorio, lo más recomendable es que tenga 75 cm de alto, por lo que vas a tener una buena posición para utilizar el PC. Si deseas usar un modelo adecuado, deberás pensar para lo que lo vas a utilizar. El formato con forma de L es el más conveniente para hacer varias tareas. Acuérdate de que las mesas con forma redonda son las mejores para reunirse

Muebles para la Oficina

En el momento en que los eliges, el empresario tiene que pensar en la luz , ergonomía y de gran confort para los empleados. Cuando elegimos los muebles para la oficina, el empresario tiene que tener en cuenta la iluminación, que sea lo más ergonómico posible y en el confort que va a suponer para los trabajadores.

Sillas y sillones

Ambos son unos muebles altamente importantes en la oficina, por todo ello debemos saber que la ergonomía es de gran importancia, pues de no usarlos de forma correcta, causan lesiones en cuello y columna, pudiendo perjudicar a quienes trabajan en la empresa.

Estantes y gabinetes

En oficinas de tamaño menor, los archivadores son de inestimable ayuda para aprovechar mejor el espacio que haya. Merece la pena tener en cuenta que haya una buena organización en ambos, pues permiten economizar el tiempo y colaborar en aumentar la productividad de los trabajadores.

Muebles de oficina en espacios reducidos

Cuando se abrimos una oficina y no se tiene mucho espacio, hay que pensar en una serie de aspectos para optimizar el espacio. Realmente el espacio es lo primero que hay que hacer tener en cuenta antes de comprar los muebles de cualquier tipo de oficina.

Debes medir los muebles y el espacio que ocupan, para no correr riesgos en caso de que no se ajusten al adquirirlos. Debes pensar que los muebles cuando están posicionados en línea recta se sitúan más fácil en los espacios de menos tamaño.

Tener un mobiliario de oficina acertado a las necesidades cuenta con grandes beneficios, proporcionando un lugar de trabajo más agradable, en el que los trabajadores podrán disfrutar de una salud más satisfactoria y la empresa va a ser más productiva.

En el caso de que una oficina se encuentre bien equipadas con mueble que tengan una buena adaptación servirá para causar una buena impresión. Los muebles de oficina que tengan colores simples y líneas con elegancia nos van a dar una sensación de lugar profesional muy alto. Por otra parte, los muebles que están a la última hablan de nuestra creatividad.

¿Qué tenemos que tener presente para el mobiliario de oficina?

A tener en cuenta el presupuesto que tenemos para gastar En el mobiliario. Actualmente existe una importante variedad de productos con precios de o más variado. La calidad se paga y lo que inviertas ahora en buenos muebles, en un futuro puede suponer un ahorro, no hay que perder eso de vista.

Atención a las sillas. Si quieres prestar atención a elegir la silla más conveniente, disminuirán las posibilidades de que tu espalda o brazos te puedan doler.

La iluminación es importante cuando pensamos en los muebles. Las zonas de trabajo tienen que tener buena iluminación, sin que se perjudique la vista de los que trabajan en la empresa.

Pedir opinión a los trabajadores es una buena opción, pues son ellos los que realmente saben las necesidades que deben tener. Construir un espacio común de trabajo, debe tener en cuenta lo que opine toda la plantilla, además de hacerles sentir que parte de la organización.