Beneficios de comprar al por mayor

18 julio, 2018
Beneficios de comprar al por mayor

Cuando decidimos comprar al por mayor hay que tener muchas cosas en cuenta. El primer pensamiento será que al comprar grandes cantidades de mercancía, eso supondrá, precios más bajos. Cierto, pero ya se sabe que no siempre todo es cómo reluce. A la mayoría de las personas de a pie, aquellos que no tenemos una empresa que compre a mayoristas, hacer este tipo de negocios puede ser arriesgado o absurdo, porque no vamos a comprar tanta cantidad de productos. Eso me ocurre cuando entro en webs como HHG, especialista en ropa al por mayor. Tiene preciosos vestidos, ideales para el verano, pero claro, una compra para un particular no sale rentable.

Hay que tener claro lo que significa ser mayorista. Es decir, ser un componente más en una cadena de distribución de productos, sean del tipo que sean. Podríamos decir que un mayorista es un intermediario entre el fabricante del producto y el comprador. Por eso es mucho más fácil encontrar estos vestidos que te digo de verano en una tienda que comprarlos en la web. No es fácil ser mayorista, pero tampoco comprar a un mayorista, por eso hay que tener algunos aspectos muy en cuenta.

Pero como dice el título de este artículo, vamos a analizar los beneficios de este tipo de compras.

 

  •     Precios más baratos. Eso está claro, es una regla matemática. Cuanto más cantidad de productos, menos precio.
  •     Menos embalaje: que es igual a más producto.
  •     Ahorro de tiempo: no es necesario que el productor planee estrategias de ventas; de eso se encarga el mayorista.
  •     Compras comunitarias: Si conoces a alguien que también quiera ese pedido, pues es tan fácil como que varias empresas puedan unirse para ahorrar costes.
  •     Revender los productos: si compras a una empresa mayorista, los productos te saldrán más baratos y podrás tener más margen de beneficio.
  •     Diversidad de productos: la gama de productos a los que se puede acceder es mucho mayor.
  •     Mayor posibilidad de encontrar clientes: es más fácil porque todas las grandes empresas necesitan comprarle productos a mayoristas.

Desventajas

Estas son las principales ventajas cuando decides comprar al por mayor, pero como todo en la vida, tiene su cara B. También hay desventajas.

  • Desaparición de los intermediarios. Aquí ya no vas a tratar con ese proveedor que te hacía una oferta, o con el que tenías una buena relación.
  • Incremento de ciertos costes: transporte, almacenamiento…
  • Necesidad de tener un almacén para la mercancía. Estamos hablando de que los pedidos van a ser muy grandes, por lo tanto vas a necesitar un stockaje. Tendrás que echar cuenta a ver si te sale rentable o no.
  • Intermediarios: cada uno quiere su beneficio, por lo que al cliente final le puede salir más caro el producto.
  • Productores: bajan los precios de sus productos para no perder clientes.
  • Incertidumbre: el productor no sabe cómo recibirá el cliente final su producto ni si el minorista sabrá venderlo. Y eso puede suponer, y hablando en castellano, que te puedas comer con patatas el pedido.
  • Por último, las gestiones administrativas son más costosas.

Afortunadamente los datos son optimistas. Tras cerrar 2016 sin variaciones en la facturación respecto a 2015, el mercado mayorista en 2017 experimentó un crecimiento que llega al doble dígito (+11%), impulsado en gran medida por el sector de telefonía.

Aunque la de smartphones sigue siguiendo una de las categorías donde la venta directa de fabricante a vendedor final tiene más importancia, el aumento de la comercialización de terminales libres en el punto de venta permite a las figuras mayoristas ampliar su presencia en un mercado que anteriormente estaba controlado en gran parte por los operadores de telecomunicaciones.  Afortunadamente, el sector mayorista siempre resiste, gracias al trabajo y empeño de muchas empresas de calidad que tenemos en nuestro país.

Al igual que todos los negocios, el comercio mayorista tiene sus altas y bajas. Podría ser anticuado, pero su eficacia no se puede negar. Aunque la expansión de los supermercados en todo el mundo ha afectado el negocio mayorista masivamente donde compran productos directamente del fabricante, el negocio mayorista sigue floreciendo. Si te ha quedado alguna duda, puedes echar un vistazo a este informe que te resolverá tus inquietudes.