Cómo salir de los números rojos de enero

31 enero, 2018
Cómo salir de los números rojos de enero

Nos encontramos encarando ya el año, con enero tachado en el calendario, y la mente puesta ya en el 2018. Aunque para muchas personas esto no es así, ya que siguen con la mente en el 2017 por los gastos que han provocado las navidades. Y es que enero no es un mes fácil para todo el mundo.

Existen personas que por unos motivos o por otros gastan más de lo que pueden durante las fiestas, y devolver el dinero no es fácil cuándo tienes que afrontar obligaciones. En concreto, nos encontramos comúnmente con las facturas de la tarjeta de crédito, sobre las que no solo hay que devolver el dinero, sino que hay que pagar un interés sobre la cantidad que hemos gastado.

Llegar a final de mes en enero, y sobrepasar los números rojos en febrero es posible siempre que se cumpla con ciertas acciones. En el artículo de hoy vamos a dar algunos tips que tenemos que llevar a cabo, tanto de manera individual, como colectiva en el caso de que vivamos en familia, para conseguir ahorrar dinero y mejorar nuestra economía.

Algunos trucos que te ayudarán a mejorar tu economía

En primer lugar, es mejor que no compres con hambre. Si acudes al súper con hambre arrasarás con todo, lo que necesitas y lo que no. Esto también ocurre cuando vas a comprar algo que no sea comida, la ansiedad saca tu lado más consumista. Y esto es algo que saben muy bien las empresas, que se aprovechan de nuestros estados de necesidad para que compremos más.

Además, con sencillos trucos como ir con una lista de lo que necesitas, o simplemente comparando por internet puedes ahorrar mucho dinero. Nuestros bolsillos nos darán las gracias si compramos en tiendas online como Tu Club de Compras, un supermercado online que conecta a sus clientes en una red social con un objetivo común ahorrar en la cesta de la compra.

En segundo lugar, es importante revisar los gastos fijos como el gimnasio, seguro del coche, luz y gas, televisión, internet, telefonía… Son gastos que cada mes atacan a tu cuenta corriente sin compasión. Mira si la oferta que tienes es la más indicada a tus necesidades, o si la compañía en la que estás te ofrece el servicio que se ajusta más a ti.

En tercer lugar, medita por las mañanas. Esto no es una broma, de hecho, es algo simple, un estudio de la Universidad de Harvard ha descubierto que la gente que está acostumbrada a meditar y al Yoga ahorra un 43% en sus gastos relacionados con la salud. Además, te ayuda a reducir costes de manera ‘indirecta’ al enfocarte en lo que necesitas, y además aumentará tu productividad.

Prueba a teletrabajar, ya que trabajar desde casa puede ahorrarte dinero siempre que la empresa te lo permita. El teletrabajo implica que no te tienes que desplazar, y que no tienes que pasar tanto tiempo fuera de casa, lo que significa que los gastos en comidas o almuerzos fuera de casa se reducen.

Reduce un poco tu vida social, sobre todo si has estado varias semanas sin parar en casa. no está tan mal recuperar la tranquilidad de tu casa, sobre todo porque salir cuesta dinero, porque vas a acabar gastando quieras o no. Intenta estar tranquilito un par de semanas y aprovecha para hacer más deporte u otras actividades baratas o gratuitas.