¿Por qué es importante tener un seguro de transporte de mercancía?

6 octubre, 2021
¿Por qué es importante tener un seguro de transporte de mercancía?

La mayoría de la gente no es consciente de lo importante que es contar con un buen seguro de transporte en nuestro día a día, ya sea para fines personales o laborales. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que todo en la vida corre un riesgo y se debe estar preparado para esto como lo estarías en caso de algún accidente personal o de que le pasará algo a tu casa o negocio.

Por ejemplo, en el caso del transporte de mercancías, un incendio, condiciones climatológicas adversas, un accidente, un robo y muchas más cosas pueden condicionar el trayecto de cualquier vehículo ya sea un camión, coche, barco, tren o avión.

Así, habrá ocasiones en que la culpa será del propio conductor, en otras ocasiones serán de terceros y habrá veces donde la culpa no sea de nadie. Y a pesar de que en la mayoría de casos se intenta evitar a toda costa estos imprevistos o accidentes, es imposible evitar todos los percances que nos acechan en nuestro día a día. En estos casos, los seguros para mercancía aumentan la presión tanto para transportistas como para cargadores.

Es que hay que contar que además de existir muchos riesgos externos durante el proceso, también intervienen muchas personas en él. Los transportistas tienen que entregar las mercancías en las mejores condiciones y en el tiempo establecido; mientras que los cargadores han de asegurar sus mercancías para que le ocurra lo que le ocurra éste quede exonerado de cualquier percance. También entran en juego a parte de los transportistas y de los cargadores, las agencias de transporte, las empresas transitarias, distribuidores y cualquier otro negocio que esté relacionado con el transporte. Por lo que lo mejor es que exista un seguro que les permita trabajar en sus diferentes labores sin la preocupación de causar daños irreversibles en la entrega.

Sigue leyendo y entérate de todo lo que hay que saber sobre los seguros de transporte de mercancía y por qué son tan importantes.

¿Qué son los seguros de transporte de mercancía?

No se trata de un seguro de transporte que sea de obligado cumplimiento, pero sí se recomienda para dar cobertura y poner en seguro los bienes que se transporten respecto a cualquier riesgo que exista en el trascurso del transporte desde el origen hasta el destino final. Dicho de otra manera, es un contrato que ofrece una cobertura de las mercancías ante los diferentes riesgos que pueden afectar al transporte desde que parte desde el punto de origen hasta que arriba en el punto final.

Principales riesgos a los que se ve expuesta la carga

Ya que estamos hablando de que el seguro es necesario debido a los riesgos en el transporte de cargas, enumeraremos alguno de los tantos accidentes que pueden ocurrir durante el proceso:

  • Vía marítima: Hundimiento del barco, piratería, caída de los contenedores al mar, accidentes en la carga o descarga, incidentes como incendios o explosiones.
  • Vía aérea: Caída de la aeronave, incendios o explosiones, escalas forzosas, accidentes fortuitos.
  • Vía terrestre: Accidente a causa del conductor o un tercero, choque, vuelco, incendio o accidentes naturales como: huracanes, ciclones o tornados.

¿Qué cubre el seguro de transporte?

Este tipo de seguro, según su definición, nos brinda la posibilidad de proteger las mercancías ante la ocurrencia de diversos riesgos que se puedan presentar durante todo su proceso de transporte, ya sea por vía fluvial, férrea, aérea o marítima.

Así nos protege ante riesgos como incendio, explosión, terremoto, maremoto, volcadura o choque del vehículo transportador y descarga forzosa de la mercancía, entre otros.

Además, las pólizas de transporte cubren los gastos en que incurra el asegurado o el transportador para cuidar el buen estado de las mercancías.

¿A quién está dirigido este tipo de seguros?

El seguro está dirigido a cualquier persona o a empresa que desee asegurar su mercancía mientras esta es movilizada de un punto a otro, bien sean por tierra, mar, aire o río.

¿De qué depende el costo de estos seguros?

La prima del seguro de transporte depende de variados factores como lo son: el tipo de mercancía que se moviliza, el empaque utilizado, el trayecto recorrido, el medio de transporte seleccionado y la suma asegurada, entre otros.

Tipos de seguro de transporte

Existen distintos tipos de seguro de transporte: según el medio en el que se desenvuelve, según el objeto expuesto al riesgo, según la duración del contrato, según la amplitud de la cobertura y según otros factores.

A su vez, dentro de los seguros según el medio en el que se desenvuelva, hay que distinguir entre seguro marítimo (buques y material relacionado con la navegación y las mercancías), terrestre (transporte por ferrocarril, camión, o vehículo terrestre), fluvial y lacustre (buques y cargamentos en ríos y lagos) y aéreo (aeronaves y mercancías transportadas).

Mientras que entre los que se basna en el objeto expuesto al riesgo, están los seguros de bienes transportados, seguros de intereses y seguros de responsabilidades.

Tipos de coberturas del seguro de mercancías

Entre las coberturas más comunes que existen dentro de las pólizas de seguro podemos encontrar:

  • Coberturas básicas de accidentes: (vuelcos, hundimientos o descarrilamientos), averías, varadas, colisiones, pérdidas o robos. Casos en los cuales también se cubren los gastos en salvamento de la mercancía.
  • Coberturas específicas: las más destacadas son los Institute Cargo Clauses (ICC), las cuales han sido desarrollados por el Instituto de asegurados de Londres (ILU), y las más usadas son las de tipo A (coberturas a todo riesgo de pérdidas o daños con algunas excepciones), tipo B (riesgos relacionados con incendios, explosiones, colisiones, abordajes, vuelcos o averías) y tipo C (características similares a las del tipo B pero con menores coberturas).

¿Cuánto dura el seguro?

Esto dependerá de la amplitud de la cobertura: cobertura mínima (seguro contra determinada pérdida en algunos casos) y contra todo riesgo. Sin embargo, existen otros factores como la naturaleza de la mercancía, la ruta o el trayecto sobre el que se determina el seguro, las estadías y almacenajes, las fechas de embarque y el historial de siniestros del asegurado.

¿Cuáles son los requisitos para contratar un seguro de transporte de mercancías?

El principal documento que se exige para la contratación de un seguro de transporte lo constituye la póliza, la cual es necesaria para que el mismo tenga validez. De hecho, en la póliza del seguro quedan contratados los riesgos asegurables en la que la asegurado, bajo el abono de una prima, queda obligado a indemnizar al este último por las pérdidas o los daños que hayan sufrido los bienes a lo largo del transporte ordinario, según las condiciones generales, particulares o especiales que se hayan pactado en la póliza.

Estas pólizas tienen dos clasificaciones:

  • Póliza flotante: se deriva de los movimientos continuos de la carga y especialmente en los volúmenes importantes
  • Póliza específica: queda dedicada a los embarques menos y de poca regularidad.

No obstante, hay algunos casos en los que el asegurado pide la emisión de un documento que acredite la existencia de la póliza de seguro. De ser así, hay que pedir el certificado, que es el documento que expide el asegurador con el que se atestigua la vigencia de un contrato de seguro, y en el que consta tanto el nombre de la persona que lo contrata como el valor y la naturaleza de los bienes asegurados, el viaje o el transporte previsto, además de las condiciones de la cobertura.

Recomendaciones antes, durante y después de comprar este seguro

Los expertos en transporte de carga de Transportes Internacionales nos advierten que antes de contratar cualquier tipo de seguro para cargas hay que definir con claridad el monto asegurado, que corresponde a la suma del valor comercial de la mercancía declarada en la factura, más el costo de los seguros y de los fletes. Además, se recomienda incluir un valor adicional que cubra el pago de impuestos, inspecciones, formularios y otros gastos menores.

Por otro lado, también es importante revisar las garantías incluidas en la póliza. Es decir, la descripción de algunas acciones o precauciones que deberán tomarse para que el seguro proteja adecuadamente en caso de siniestro. Por ejemplo, que el transporte se contrate con una empresa legalmente autorizada, que la mercancía sea empacada en condiciones que reduzcan la probabilidad de daño, o que la apertura de la mercancía en el lugar final de destino se realice ante funcionarios autorizados por la compañía de seguros.

También es muy importante mantener actualizada la información que se suministra a la compañía de seguros sobre la mercancía que se despacha; ya que no es adecuado asegurar la mercancía por debajo o por encima de su valor real.

No obstante, siempre puedes acudir a la asesoría de valuadores expertos que pueden ayudar a determinar de forma adecuada el valor asegurable de la mercancía que será transportada.

En definitiva, la importancia de estos seguros radica en cómo protegen los barcos y el respaldo que ofrecen para tener una garantía de que si pasa cualquier cosa se está cubierto, al menos, para la reparación de los daños materiales producidos.