Los hilos tensores desatan la demanda de tratamientos

Ni bótox ni estiramientos, ahora lo que está de moda son los hilos tensores, un tratamiento que te ayuda a eliminar las arrugas de tu rostro en un abrir y cerrar de ojos. Los hilos tensores son unos hilos finos utilizados en Medicina Estética para rejuvenecer el rostro. Se pueden aplicar tanto para eliminar las arrugas y la flaccidez facial, como para levantar las cejas o, incluso, para redefinir el óvalo de la cara y el contorno de la mandíbula.

Ni bótox ni estiramientos, ahora lo que está de moda son los hilos tensores, un tratamiento que te ayuda a eliminar las arrugas de tu rostro en un abrir y cerrar de ojos. Los hilos tensores son unos hilos finos utilizados en Medicina Estética para rejuvenecer el rostro. Se pueden aplicar tanto para eliminar las arrugas y la flaccidez facial, como para levantar las cejas o, incluso, para redefinir el óvalo de la cara y el contorno de la mandíbula.

Tipos de hilos tensores:

Entre los hilos tensores más usados están los de polidioxanona (PDO) o de ácido poliláctico, los recomendados por el gigante Medyzon, expertos también en rellenos dérmicos inyectables, en cuanto al material con el que están hechos, y la diferencia entre ellos está en su duración. Los de PDO son absorbidos en unos tres meses y sus efectos duran entre nueve y 12 meses, mientras que los polilácticos son reintegrados por el organismo en unos seis meses, y sus efectos se mantienen entre un año y medio y dos años.

Por otro lado, los hilos tensores se pueden distinguir según su forma, si son lisos o espiculados –una especie de espinas bidireccionales que actúan como un ancla en la piel–. La diferencia en este caso depende de las necesidades que tenga el paciente, si es solo dar luminosidad o quitar arrugas finas se utilizarán los lisos, si la piel está caída, o se quieren levantar, por ejemplo, las mejillas, se utilizarán los espiculados.

¿Por qué se realizan?

  1. El tratamiento con hilos tensores se realiza para:
  2. Disimular las arrugas del contorno de los ojos.
  3. Elevar las mejillas.
  4. Reafirmar el cuello.
  5. Elevar las cejas.
  6. Dar simetría a la cara.
  7. Reafirmar el contorno facial.
  8. Difuminar las arrugas de la frente.

Los hilos tensores permiten un efecto lifting sobre el rostro sin cirugía

 ¿En qué consisten?

Es un tratamiento tensado cutáneo que se basa en la implantación de varios micro hilos en forma de red por parte del especialista. Esta red actúa como soporte de los tejidos provocando el efecto reafirmante instantáneo y favoreciendo la producción natural de colágeno.

Las intervenciones de cirugía con hilos tensores requieren la realización de pequeñas incisiones a través de las que se injertan los hilos para desplazarlos y colocarlos en el tejido de la zona deseada hasta fijarlos en la posición marcada por el cirujano.

Cuidados tras la intervención

El postratamiento puede resultar algo molesto. El paciente puede presentar hinchazón durante unos días, además de calor en la zona o incluso aparecer algún pequeño hematoma. Sin embargo, lo normal es que no se produzca ningún tipo de molestia.

El coste aproximado

El coste aproximado que tiene este tratamiento estético varía en función de la cantidad, la longitud, el tipo de hilos, y la marca escogida. Los hilos en sí van desde los 10 a los 50 euros la unidad, los lisos, y entre los 30 y los 250 euros en el caso de los espiculados. Pero lo importante no es el precio, sino siempre elegir un centro cualificado con médicos especializados en esta técnica, y no dejarte llevar por un precio bajo.

Hilos tensores en casa

La última moda en cirugía son los hilos tensores de ácido hialurónico para crear ese efecto lifting o los famosos foxy eyes por las que muchas pagan grandes cantidades de dinero. Estos retoques estéticos son muy caros y, por supuesto, hay que pasar por la camilla para obtener el resultado más idóneo. Nosotras os traemos la versión low cost, para que podáis veros con el resultado de un lifting usando hilos tensores invisibles de pega para el rostro.

Ya son muchas las famosas que han aparecido con estas pequeñas pegatinas que estiran la piel. Lady Gaga, Kylie Jenner, Kim Kardashian o Bella Hadid ya pusieron hace tiempo de moda esta mirada felina con las cejas arqueadas, pero ¿es este efecto fruto de la cirugía? No siempre, de hecho, estas pequeñas pegatinas son casi imperceptibles y muchas de estas celebrities las han llevado en más de una ocasión.

El primer paso para colocar estas pegatinas tensoras es tener muy limpia la cara y libre de toda grasa o suciedad que pueda entorpecer la pega de los hilos. Algunas, para aumentar la potencia del adhesivo, usan látex líquido o pegamento de pestañas. A continuación, solo tenemos que enhebrar el hilo tensor en la pegatina y ajustarlo a nuestra cabeza; intentando esconderlo por debajo del pelo lo máximo posible.

Los puntos preferidos para colocar este nuevo accesorio antiarrugas son las sienes, el cuello – como ya hacía la famosa Carmen Sevilla con el esparadrapo de color carne– o en la frente para disimular las arrugas del ceño. Estas pegatinas son muy económicas y las podréis encontrar en plataformas como Amazon, AliExpress o en centros de cosmética y maquillaje especializados.

Artículos mas recientes

subscribite al boletín informativo

En vivo

Otros artículos