El deporte para salir de la crisis

15 diciembre, 2016
El deporte para salir de la crisis

Siempre he sido un apasionado del deporte. Cuando era pequeño mi madre siempre me reñía porque siempre estaba viendo la televisión y claro, siempre deporte. No me gustaban las películas, ni tampoco los dibujos animados. Además recuerdo mandar a mi madre siempre a comprar el periódico al quiosco. Le daba 100 pesetas, y ella nunca me las aceptaba. La verdad es que siempre vi que el deporte era sinónimo de éxito. Expertos dicen que el deporte está entre los 10 sectores más potentes del mundo.

Desgraciadamente no pude ser deportista de elite. Pero siempre vi el deporte como una forma de ganarme la vida. Lo hago desde el punto de vista de ser periodista deportivo. Siempre dicen que detrás de un periodista deportivo siempre hay un deportista frustrado, supongo que sí. Pero no he sido el único que se ha ganado la vida con esto. En la actualidad hay un montón de empresas que han visto filón en el deporte.

Una de las que más me ha llamado la atención ha sido Niberma. Una empresa que ofrece a sus clientes, entidades públicas, privadas, clubes deportivos…, el servicio de instalación deportiva, materiales o equipamientos deportivos, canastas, porterías futbol, banquillos de suplentes, postes de bádminton, postes de voleibol, pádel, tenis. Y es que actualmente el deporte se ve como la mejor forma de entretenimiento y de diversión.

Un caso muy concreto es el de mi pueblo y mi colegio. Os cuento. Hace unos 10 años cuando yo iba al pueblo seguíamos jugando en la era. Vale, eran partidos de fútbol en estado puro, pero nada tiene que ver con lo de ahora. Se ha logrado poner el césped de hierba artificial, con porterías reglamentarías e incluso en la grada unos cuantos asientos. Y lo mismo ha pasado con el colegio donde yo hice la EGB. Habían hecho campos de fútbol sala, incluso uno de bádminton. En mi época no había nada. Solo un cemento pintado donde se cruzaban las rayas de todos los deportes.

Todo ha cambiado

Otro ejemplo claro es el de visitar campos de fútbol de la ciudad. Ahora todos tienen hierba, los mejores vestuarios y el mejor material para entrenar. Atrás quedan los campos embarrados. También llama la atención lo bien que se lo han montado las empresas de material deportivo. Aprovechando que todos los niños quieren llevar las botas de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo, pues hacen su agosto.

Otras empresas han visto el deporte como un negocio a la hora de organizarlo. Solo es cuestión de echar un vistazo a los periódicos para comprobar el sinfín de carreras que se organizan. Y es que eso del running está de moda. Pero también se celebran triatlones, campeonatos de baloncesto 3×3 o carreras ciclistas. Está claro que si se siguen organizando pruebas de este tipo, es porque resultan muy rentables. Incluso los muchos campus de verano y de Navidad que se organizan para permitir que los padres tengan a sus hijos ocupados.

Así pues, el deporte sigue siendo la mejor herramienta para salir de la crisis. Unos para poner su cuerpo en forma, otros para poner en forma su cuenta corriente.