¿Cómo elegir la mejor cocina para tu restaurante?

27 agosto, 2021
¿Cómo elegir la mejor cocina para tu restaurante?

La cocina de un restaurante se trata de la herramienta principal para el éxito de tu proyecto, ya que del funcionamiento de esta es que dependerá el rendimiento de tu personal de cocina y la calidad del servicio que le prestarás a tus comensales.

El menú, el personal, las instalaciones, la decoración e incluso los proveedores. Todos ellos son elementos muy importantes a tener en cuenta dentro de un restaurante. Sin embargo, sin lugar a dudas, la cocina juega un papel vital. Por eso es tan importante que sepamos escoger la mejor opción del mercado según nuestras necesidades y presupuesto.

Sin embargo, también influyen muchos otros factores. Y es que existen muchos tipos de cocinas para restaurantes y para poder tomar una buena decisión, hay que tomar en cuenta ciertos detalles de importancia.

Dotar una cocina comercial no es una tarea fácil, requiere de diferentes consideraciones para que sea la más adecuada para el tipo de comida que se vaya a preparar, el estilo del restaurante y el equipo que trabaje allí.

Lo primero es entender que cada restaurante tiene necesidades específicas, por lo que es necesario considerar los factores particulares de cada una de ellas, que al final son la base que te ayudarán a elegir los implementos y mobiliarios más adecuados para tu restaurante. Por ejemplo, algunas preguntas de las que debemos partir son:

  • ¿Cuáles son los elementos que más se pueden adaptar al espacio real del restaurante? Esto porque es importante para ser realista y saber cuál es el espacio disponible y como utilizarlo de la forma más eficiente.
  • ¿Cuál es el equipo que trabajará en el restaurante? Esto en pro de buscar el mobiliario que mejor facilite la productividad de los cocineros.
  • ¿El equipo puede satisfacer la necesidad del restaurante? El equipo debe ser suficiente para satisfacer la capacidad de satisfacer la demanda y producir los alimentos en las cantidades que se necesitan.

Entonces, partiendo de estos puntos, May Friho, fabricantes de mobiliario para cocinas industriales, nos comentan los factores a tomar en cuenta en la elección de tu cocina:

Tus necesidades

El primer paso antes de tomar una decisión es tener claras cuáles son tus verdaderas necesidades. De esta forma, podrás tomar la decisión de compra más adecuada de acuerdo al tipo de local; de forma que la cocina industrial que adquieras se adapte a la perfección a los requerimientos del establecimiento, y así, cumpla a cabalidad los objetivos para los que fue adquirida.

El espacio real del restaurante

En la elección de las cocinas para restaurantes hay que ser realista. Hay que saber el espacio real del que se dispone. Un espacio en el que no solamente debe estar la cocina sino también todo lo que tiene que ver con el almacenaje, los electrodomésticos, los accesorios y más importante aún, el espacio que necesitará tu personal para desempeñar sus variadas labores.

El estilo

Otro punto importante tiene que ver más con la estética. Tu cocina se debe adaptar al tipo de restaurante que quieres.

Para esto, debes tener en cuenta el estilo de comida que servirás, y sobre todo el menú. Hay que considerar las necesidades de los platos en cuanto a tiempo de cocción, intensidad de calor requerida y control de las elaboraciones. Por ejemplo, un menú basado en pastas tiene necesidades distintas a un restaurante donde predominen platos como guisos, caldos o asados; los cuales requieren largas cocciones y tiempos de reposo.

Tipo de cocina

Al estilo viene ligado el tipo de cocina que necesita tu restaurante. Sucede que hoy en día existen cocinas para restaurantes, tanto de gas como eléctricas, y ambas se desenvuelven a la perfección. Sin embargo, la mejor elección entre una u otra tendrá que ver con el tipo de cocina que se quiere realizar. Por ejemplo:

  • Para la cocina de rápida elaboración. Si la oferta gastronómica de tu restaurante está basada en una cocina mediterránea clásica, como por ejemplo ensaladas, pasta o similares, la elección de una cocina eléctrica es perfecta ya que no implica la elaboración de platos de excesiva complejidad dentro de los fogones.
  • Para una cocina con más tiempo de preparación. Por el contrario, si el menú de tu restaurante está basado en guisos, comida casera, carnes y pescados, una cocina de gas te proporcionará un mayor control sobre el punto de cocción por lo que el resultado será mucho mejor.

El material

La elección del material de fabricación de tus cocinas es un factor casi vital, siendo que debemos tomar en cuenta la calidad, resistencia, durabilidad e higiene.

La tendencia actual para materiales de cocinas industriales, en espacial aquellas pensadas para los negocios del mundo de la hostelería,  es el acero galvanizado o inoxidable, el cual ha demostrado ser duradero y resistente en diferentes condiciones de explotación, además de ser de fácil limpieza y mantenimiento. Si bien no se trata de una inversión barata, el costo estará más que compensado con las condiciones óptimas de las que disfrutarás durante años.

Así, este material reúne de sobra los requerimientos que mencionamos anteriormente de: resistencia, higiene y durabilidad y que te permitirá enfrentar las exigencias de tus clientes con total confianza.

Además, hay que decir que se trata de un material sencillo de limpiar por lo que el grado de higiene siempre será máximo y tu personal no sufrirá al momento de querer mantener aseado su lugar de trabajo. Y es por esta y muchas más ventajas que, no en vano, el acero inoxidable se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en la actualidad para este tipo de maquinaria.

El mantenimiento

Como ya veníamos comentando en el punto anterior, el mantenimiento no solo es necesario en cualquier tipo de cocinas para restaurantes sino que es esencial para que siempre funcione de la manera adecuada. Sin embargo, teniendo en cuenta que, en la medida de lo posible, hay que optimizar tanto la inversión en tiempo, como en dinero, hay que elegir una cocina industrial que requiera un mantenimiento medio de modo que no suponga una carga adicional para el personal. Así, debemos procurar seleccionar una cocina de un material sencillo de limpiar y que pueda mantener sus características originales por el mayor tiempo de uso posible.

Tu presupuesto

Si es verdad que cualquier restaurante quisiera tener la mejor cocina industrial disponible en el mercado. Sin embargo, para que el negocio sea lo más rentable posible hay que ajustarse a un determinado presupuesto y no gastarnos todo lo que tenemos solo en esto.

Así, lo que debemos procurar no es tanto  el elegir la mejor cocina, sino de aquella que tenga una relación calidad-precio más compensada.

Mobiliario complementario

Por último, también debemos tomar en cuenta que cuando hablamos de la cocina, no solo nos referimos a los fogones y el horno, sino también al mobiliario alrededor que nos permitirá realizar las labores inherentes a la misma. Entre estos debemos elegir:

  • Mesones de acero inoxidable

Estos mesones son equipos estándar de cocina para restaurantes. Lo mejor es elegirlos de acero inoxidable por tratarse de una superficie aprobada para alimentos, además de que ofrece múltiples ventajas.

Las mesas de preparación de acero inoxidable pueden ser independientes o estar unidas a otros equipos, según la configuración de la cocina.

Tienes de dos tipos:

  • Fabricadas a medidas: estos se adaptan perfectamente al diseño de tu cocina.
  • Mesones prefabricados: también son perfectos porque en el mercado puedes encontrar de todos los tamaños y formas, hasta dar con la que se adapte a tus requerimientos.
  • Lavafondos

Por lo general, se requiere una estación de lavado de manos para prevenir la propagación de enfermedades y bacterias transmitidas por los alimentos que manipulamos en la cocina. Por lo general, este se trata de un recipiente mínimo de 11 litros con un grifo mezclador o controles operados por rodilla o varita.

También, muchos lavaplatos de restaurantes comerciales dispensan automáticamente líquidos para lavar platos y abrillantadores, además de mantener el agua a una temperatura de operación preestablecida.

En cuanto al material, volvemos a recomendar el acero inoxidable por sus conocidas ventajas de resistencia, su gran vida útil y resistencia a la corrosión.

  • Espacio de almacenamiento

La cantidad de espacio de almacenamiento también es importante y depende del tamaño de tu restaurante, la cantidad de comida que esperas servir a tus invitados, el número de estantes que necesitas para el almacenamiento en seco y si deseas usar estantería de velocidad en el área de almacenamiento en frío.

Para esto, debes tener una idea sólida del estilo de tu restaurante, para poder agregar todo el mobiliario y complementos, especialmente cuando se trata de las opciones de almacenamiento más caras, de forma que se adapte al estilo que quieres.

Cabe acotar que en esta área, la organización será imprescindible, de forma que se te haga más fácil encontrar lo que necesitas cuando lo necesitas. No obstante, también debes tener en cuenta la seguridad al organizar los artículos en un lugar seco. Es una buena idea mantener artículos más pesados en el estante inferior, así que asegúrate de que tengan suficiente espacio. Esto es para evitar que las cajas pesadas se caigan y puedan causar accidentes.