Cepillo de dientes, conoce más…

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Cepillo de dientes: ¿eléctrico o manual? Una de esas elecciones que suelen ser fruto de más preguntas como nos comentan desde victordelcanto.com los pacientes que acuden a este clínica dental y que también suele ser común en el sector de la salud dental.

Pensemos que el cepillo de dientes manual, como ocurre con el cepillo eléctrico puede terminar siendo tan eficaces como en la limpieza de dientes, siempre y cuando se usen de manera correcta, siempre con la técnica que sea necesaria y en el tiempo que sea necesario.

Una de las primeras recomendaciones es elegir un cepillo de dientes que sea adecuado en cuanto al material. Pensemos que las púas del mismo tienen que ser en nylon o realizadas en puntas que sean redondeadas, todo ello para que no se dañe el esmalte mientras se produzca la limpieza.

Por este motivo, y mientras que el doctor no nos indique lo contrario, lo mejor es optar por un cepillo que sea suave, siempre valorando los distintos niveles de dureza que haya en el mercado.

No hay que olvidar que si se usan cepillos fuertes es posible que dañen las encías y las hagan que sangren.

Otra buena elección se puede referir a la clase de cepillo de dientes, el manual o eléctrico. Los dos pueden tener la misma eficacia, aunque los actuales estudios lo que han hecho es que demuestran que los eléctricos pueden tener una eficacia mayor para que se elimine la placa. El cepillo eléctrico lo que hace es ofrecer una serie de ventajas sobre el propio manual.

La velocidad que tiene de giro de cabeza, termina por hacer que la limpieza dental que se vaya a completar en menor tiempo que el manual.

No se precisa que se apriete tanto para la eliminación de la placa bacteriana.

El cepillado se hace con bastante más comodidad.

Hace que sea más fácil que los pequeños vayan a cumplir con la obligación de que se laven los dientes, puesto que lo van a considerar algo realmente divertido y les va a motivar a hacerlo.

Sí que es cierto que se ha demostrado que el cepillo eléctrico lo que hace es eliminar mayor cantidad de placa que el cepillo manual.

Factores para elegir un cepillo eléctrico

En el caso de que se opte por usar el eléctrico, creemos importante que se valoren algunos factores:

Los cabezales es necesario que se cambien cada tres meses, lo mismo que con el cepillo manual para que puedan mantener la eficacia.

Los que son más aconsejados son los que cuentan con botón de parada y un temporizador, donde lo que ocurre es que el último termina por avisar cuando se tiene que cambiar a otro cuadrante propio de la dentadura.

Algo que hay que valorar es que cuando hay enfermedades periodontales, lo mejor es no usarlo hasta que se resuelva el problema, puesto que la fuerza rotatoria de los cabezales puede terminar retrayendo la encía.

Cuidar el cepillo de dientes

Hay que prestar cuidado al cepillo de dientes. Por todo ello es importante que haya un buen mantenimiento. De esta forma se puede evitar la acumulación en él mismo de las bacterias, la conservación y la limpieza, cuando no se tiene que usar, hay que seguir una serie de pautas.

Limpieza

Se tiene que lavar bastante bien con agua después de cada vez que lo vayamos a utilizar y se dejará que se seque el aire libre, donde la humedad lo que hace es facilitar que se acumulen los microorganismos, de tal forma que se mantenga vertical en el vaso o con un portacepillos.

Compartirlos

Es posible usar el propio cepillo de dientes de otra persona, de tal forma que va a suponer un riesgo de poder contraer cualquier clase de infección. Esto hace que haya que enseñar a los niños a que no lo hagan.

Almacenamiento

Cuando no vayamos a usarlo, es mejor que estén en un recipiente cerrado, puesto que así se va a poder mantener la humedad y se facilitará el que crezcan las bacterias. De igual manera, no deberá estar en contacto con otra serie de cepillos de dientes que se pueda tener.

Cambiar el cepillo

Cada tres meses, es necesario que se cambien los cepillos, tanto los manuales como los de cabezal eléctrico. De la misma manera se tiene que cambiar cuando veamos que las cerdas están ya dobladas.

Ahora sí, creemos que puedes tener ya más claro en qué consisten unos y otros. Os deseamos una buena elección si estabas pensando optar por el clásico cepillo o uno eléctrico.

Artículos mas recientes

subscribite al boletín informativo

En vivo

Otros artículos