Todo lo que debes hacer para consentir a tu auto como se merece

16 abril, 2021
Todo lo que debes hacer para consentir a tu auto como se merece

Tu coche, ese fiel compañero que te lleva a donde quieras ir, te permite vivir viajes y aventuras y hace tu vida más cómoda y fácil, merece que le consientas un rato limpiándolo y revisando que sus componentes estén en óptimas condiciones.

Así, aparte de mantenerlo con todo en su lugar y de asegurarte que ande como el rey de la pista, evitarás tener problemas con la autoridad, pues recuerda que el Reglamento de Tránsito exige que tengas ciertos elementos del auto en determinadas condiciones, para evitar multas.

Por ejemplo, lo primero que se pide es que tu coche tenga el suficiente combustible en el tanque y aceite en el motor. Y si es verdad que confiamos en que nunca te dejará tirado en el camino, podrías llevarte una sorpresa por confiado y además del mal rato, una sanción económica y  un golpe al corazón de tu amigo (bomba de gasolina y motor).

Por otro lado, también pueden imponerte una multa si tu coche tiene dañadas las luces de los cuartos delanteros y traseros, así como las de freno, direccionales, intermitentes, de reversa, de iluminación de placas y por supuesto, los faros.

Además, existen una serie de factores que deterioran la vida de nuestro auto, el clima, el tránsito, los diferentes tipos de caminos y el uso mismo, entre otros. Por lo que es importante llevar a cabo algunas medidas preventivas para protegerlo.

Nuestros amigos de Orbitparking, servicios de calidad premium para automóviles, nos dan una mano con esta guía práctica para mantener nuestro coche de diez.

Cuidados generales para consentir tu auto

A continuación, te damos algunos tips para el cuidado general de tú auto;

  1. No se lo prestes a nadie, ya que mientras más personas manejen tu auto, menor control y cuidado tendrás de él.
  2. Revisa constantemente que no baje el nivel de agua al radiador para evitar un sobrecalentamiento
  3. Revisa que los niveles de aceite del auto sean los correctos
  4. Revisa que la batería de tu auto no se seque, así también evitarás que la vida útil se reduzca drásticamente
  5. Llévalo a todos los servicios que se recomiendan para su cuidado
  6. Revisa que las llantas tengan la misma presión de aire y sean de la misma medida
  7. No dejes que el nivel de gasolina de tu auto baje de un cuarto ya que la bomba de gasolina podría absorber basura que acumula en el fondo del tanque y así dañar el sistema de inyección
  8. Si vas a dejar tu auto mucho tiempo en el sol, procura bajar los cristales uno o dos centímetros, para evitar que se caliente en el interior, o bien, hacer uso de las gafas o protectores solares
  9. Utiliza los productos adecuados para lavar tú auto
  10. Para mantener la pintura en buen estado, encéralo cada 6 meses y evita lavarlo cuando lleve más de una hora bajo el sol
  11. No laves tú auto más de dos veces por semana
  12. Se recomienda que se haga un lavado de motor después de regresar de la playa o terracería, para que le retiren la sal o la arena
  13. Si vas a viajar por carretera, te recomendamos que hagas uso del antifaz
  14. No excedas el peso límite de tú auto
  15. Si le escuchas un ruido diferente, no dudes en llevarlo al mecánico

 

Consejos de lavado

Lavar nuestro coche con cierta frecuencia es una forma de cuidarlo, siempre que lo hagamos de la forma correcta.

Al momento de hacerlo hay aspectos a los que debemos prestarle especial atención para garantizar que de verdad estemos dejando nuestro auto en condiciones óptimas. Algunos de estos son:

Haz una limpieza profunda

Invierte el tiempo necesario para limpiar tu auto. Utiliza productos de calidad para lavar la carrocería, desengrasar los rines y darle brillo a las llantas.

Aprovecha para darle una pasada de protector al tablero, con un protector que no deje rastros de grasa. Y muy importante, no utilices jergas y trapos multiusos, y mejor opta por trapos de microfibra y una esponja suave para los rines.

Aspirado a conciencia

Una vez que el auto haya sido lavado a conciencia, entonces saca la aspiradora de casa y dedícate a aspirar el auto, poniendo especial cuidado bajo los asientos. Te sorprenderá todo lo que vas a recuperar si limpias los lugares más recónditos de tu coche.

No olvides la cajuela

Durante la aventura del aspirado, no olvides darte una vuelta por la cajuela y de paso, saca los abrigos, suéteres, gorras, botellas vacías y todo aquello que no pertenece a ese lugar. No uses la cajuela del auto como un closet, solo deja ahí lo que de verdad necesites llevar contigo.

Presta atención a las llantas

Muchos automovilistas no ponen el debido cuidado con la presión de los neumáticos hasta que se prende el testigo del tablero.

Por eso, de vez en cuando debemos sacar el tiempo necesario para llevar el auto para una buena revisión de la presión de las llantas, de preferencia a un taller donde instalen neumáticos de manera profesional y donde puedas encontrar medidores de presión confiables. Y muy importante, nunca olvides llevar siempre el neumático de repuesto.

Dale importancia al motor

A decir verdad, este debería ser el primer paso de todo el proceso. Llevar tu auto a que le den una buena lavada de motor y de paso, que chequen todos los niveles necesarios para rellenar o cambiar lo que sea necesario es fundamental para su funcionamiento óptimo.

Protege tu auto del calor

Para las temporadas de calor intenso como la primavera y el verano, debemos  equipar nuestro coche con un parasol y una protección para el volante. Esta última también servirá para que no te calcines las manos cuando intentes tomarlo luego de dejar tu auto dos horas bajo el intenso sol de primavera.

Elimina los rayones

Por supuesto, para que nuestro coche luzca siempre su mejor cara, debemos preocuparnos por eliminar los rayones que pueda sufrir.

De muchos rayones nos podremos ocupar nosotros mismos, como, por ejemplo, cuando tu auto roza con la carrocería de otro y se queda la pintura del otro vehículo. Aquí sólo bastan pocas herramientas y un rato sin quehacer para que soluciones el problema estético.

Lo que necesitas primero es una pasta que se llama polish y que suelen vender en tiendas especializadas para el cuidado y mantenimiento de los autos y una estopa o algodón industrial para aplicar el producto con suavidad, de forma que no se dañe la demás carrocería.

La pasta se aplica sobre el auto limpio, para que no tenga residuos ni de agua ni de aceite, y con la estopa se trata de quitar de manera uniforme la mancha, recordando hacer el movimiento en dirección del raspón, para que salga más rápido y el resultado sea mejor.

Abolladuras en la fascia

Para los golpes en tu auto, lo que te recomendamos es que, si no es tan profundo el golpe, pongas a hervir agua, y en cuanto se encuentre en su punto de ebullición, la vayas derramando poco a poco sobre la parte afectada. Inmediatamente después de hacer esto, intenta empujar la hendidura por la parte de atrás del golpe ayudándote con un pedazo de madera. Así el agua hará el trabajo de “ablandar la zona” para que sólo te encargues de acomodar el auto.

Pulir los faros

Uno de los elementos del auto que más demuestran la pulcritud son los faros, y es que estos son los que más se suelen manchar, a tal grado de ponerse amarillos e impedir cierto grado de visibilidad.

Lo bueno es que para arreglar este inconveniente no es necesario ir a un taller, sino que lo podemos hacer nosotros mismos con la ayuda de una pasta abrillantadora, una lija del número 1100 y una charola con agua limpia.

Es necesario que la lija esté mojada y que los movimientos sobre los faros sean lineales y no circulares. Después de lijar la superficie, debemos usar otro trapo, también húmedo, para ir limpiando y verificando que partes faltan y cuales ya están limpias.

Después de efectuar esto, verás que el faro queda opaco, y esto es normal.  Ahora lo que necesita es un poco de polish, el cual debes aplicar igual que con los rayones, uniforme y aplicando la fuerza necesaria para que la pasta penetre bien.

Cuando termines, el resultado será un faro limpio y más claro, al cual ahora deberás darle brillo con una pasta abrillantadora, que, con un poco de trabajo, hará que el auto luzca como nuevo.

Por supuesto, estos son cuidados que debemos aplicar cuando se trata de nuestro propio coche. Si por el contrario, utilizamos un coche alquilado para, por ejemplo, irnos de vacaciones, la limpieza y el cuidado no es algo de lo que nos debamos preocupar. Por lo general, las arrendadoras son las que se encargan de brindarte todas las facilidades si el auto presenta rayones o golpes.