Tecnología: la mejor aliada para simplificar los procesos de producción

10 marzo, 2017
Tecnología: la mejor aliada para simplificar los procesos de producción

Todo lo que no sea poseer las máquinas más tecnológicamente avanzadas del mercado implica, en un corto periodo de tiempo, una ineficiencia en la producción de una empresa y, como consecuencia, una pérdida de beneficios. El problema que han tenido muchas de las compañías españolas a lo largo de la crisis económica es que les ha sido imposible obtener la tecnología mejor preparada para sus respectivas producciones y sus rendimientos se han situado lejos de los deseados.

En países como Estados Unidos, Alemania o Japón la crisis no ha hecho la misma mella que en España debido a que, entre otras cosas, en nuestro país las empresas no han contado con máquinas de última generación que abaraten y simplifiquen los siempre costosos procesos de producción. Y no lo han hecho por falta de capital y de ayudas, cuestiones que siempre dificultan la inversión del sector privado.

Desde hace ya catorce años soy el regente de una empresa dedicada a la construcción de cisternas para todo tipo de camiones. Esto nos exige, además de contar con un personal altamente cualificado, el uso de una serie de máquinas sin las cuales la realización de nuestro oficio sería mucho más pesada y cara para nuestros intereses. Máquinas sin las cuales mantener el negocio sería del todo imposible.

Somos una empresa humilde, que nunca ha contado con demasiados beneficios como para subsistir holgadamente y que siempre se ha tenido que conformar con métodos de producción rutinarios. Sin embargo, hace alrededor de un año decidí que esta mecánica de trabajo debía cambiar si queríamos mantener a buen sueldo el negocio en el futuro inmediato. Fue por ello por lo que comencé a mostrar cierto interés en obtener máquinas de corte de chapa mucho más modernas y eficientes para cumplir con nuestro cometido.

En especial, me interesaban máquinas que dispusiesen de un láser para así contar con todas las ventajas que proporciona una aplicación como esta. No obstante, tenía la impresión de que adquirir una de estas piezas me iba a resultar muy caro. Esto me asustaba debido a que la última de mis pretensiones era hipotecar la empresa. Mis opciones pasaban por rebanarme los sesos y encontrar a un proveedor que me suministrara una máquina como la que buscaba y a un precio que el presupuesto de nuestra compañía pudiese acometer.

Hacerlo me resultó mucho más fácil de lo que me había parecido en un principio. Fue clave conocer una empresa como Tecoi, encargada de confeccionar y vender todo tipo de máquinas que guardaran relación con el trabajo con chapa, como sus máquinas de corte láser o su sistema de corte. Comprobé que desde dicha entidad se ofertaba una máquina de corte de chapa con láser, el producto que andaba buscando, a un buen precio. Se trataba de la oportunidad que tanto tiempo llevaba esperando y por tanto no podía dejarla pasar.

Cambio radical en nuestra producción

En la empresa empezamos a notar una mayor ligereza a la hora de elaborar las cisternas para camiones desde el mismo momento en el que aquella máquina comenzó a operar. Tardábamos menos tiempo en hacerlas, necesitábamos menos manos –con lo cual había empleados que podían dedicarse a otro tipo de labores– y por tanto éramos capaces de construir más para un mismo periodo de tiempo. Y añadiendo solo el no tan elevado coste por el que había adquirido la máquina, una inversión cuya rentabilidad había sido enorme.

En la actualidad, y gracias a esa rentabilidad que hemos conseguido imprimir al negocio, éste ha comenzado a experimentar un aumento de los beneficios y de la cartera de clientes. Todo el mundo en la ciudad se ha enterado de la adquisición de nuevo material por parte de nuestra empresa y esto ha permitido que se propague nuestra buena imagen.

El presente es mucho mejor de lo que fue el pasado, pero la mejor noticia es que nuestro futuro es absolutamente prometedor. La tecnología forma parte de nuestras vidas de una manera tremendamente importante y para los empresarios esta es una de las cuestiones que más deben ser tenidas en cuenta. Facilita los procesos y abarata costes. Es, sin duda, su gran aliada.