¿Qué convierte a un hotel en algo rentable?

¿Qué es lo que más valoráis en un hotel a la hora de decantaros por él? Se trata de una pregunta que muchos y muchas os habréis hecho en alguna ocasión. Dependiendo de cuáles sean nuestros gustos y, por supuesto, nuestro nivel económico, pondremos en valor unas cosas antes que otras. Y habrá personas que sean de la opinión contraria.

¿Qué es lo que más valoráis en un hotel a la hora de decantaros por él? Se trata de una pregunta que muchos y muchas os habréis hecho en alguna ocasión. Dependiendo de cuáles sean nuestros gustos y, por supuesto, nuestro nivel económico, pondremos en valor unas cosas antes que otras. Y habrá personas que sean de la opinión contraria. Por fortuna, todo este proceso de selección está guiado por una libertad absoluta y no cabe duda de que nadie nos coarta para que escojamos una cosa o la contraria. La elección es democrática y libre.

En una información a la que hemos tenido acceso gracias al portal web del diario Ideal se establecen cuáles son los cuatro puntos, además de la limpieza de la habitación, la comodidad o la atención al cliente, que valoramos más a la hora de decantarnos por un hotel en concreto. Os los desgranamos a continuación:

  • La ubicación. Es clave para tener todos los lugares de visita obligada a tiro de piedra. Como es lógico, muchas veces los más céntricos serán los hoteles más caros.
  • La conexión con el transporte público. Este punto va ligado directamente al primero, pero nos puede resultar de gran utilidad si no queremos ir a un hotel del mismo centro de la ciudad. Si escogemos uno a las afueras de la misma pero está bien conectado con el centro, perfecto.
  • La conexión a Internet o la calidad de los productos del restaurante son dos de las cuestiones que también tenemos en gran estima a la hora de valorar si un hotel cumple con nuestras expectativas o no. A todos nos gusta permanecer bien comunicados sin gastar datos propios y comer lo mejor posible.
  • Los productos brindados por el alojamiento, como un servicio de minibar, también son objeto de valoración.

Como veis, lo mejor que puede hacer un hotel para tratar de ganarse la confianza de todo el mundo no es otra cosa que ser el mejor en todo. Sin duda, y teniendo en cuenta la gran cantidad de turistas que vienen a España a lo largo de cada año, eso les va a conducir a tener una alta demanda y, al final de cada ejercicio económico, disponer de un beneficio que quizá ni soñaran sus dirigentes en cuanto se abrió. La verdad es que esa no es una tarea sencilla, pero sí que es posible conseguirla.

Una de las cosas que diferencian a los grandes hoteles tiene que ver con la ropa de cama o la tapicería que podemos observar en sus habitaciones. Por una parte, le confiere comodidad al lugar. Y, por la otra, imagen. De la conexión de esas dos cosas depende en buena medida el éxito que pueda tener una determinada cadena hotelera. Según nos cuentan desde Rioma, esas grandes cadenas de hoteles son muy exigentes con todo lo que tiene que ver con la adquisición esos tapices y ropa de cama porque saben perfectamente la importancia que eso conlleva para el conjunto de sus posibilidades de crecimiento.

A quien le generemos una grata primera impresión, repetirá

Son muchas las personas que, cuando les agrada un lugar, suelen rendir visita a ese lugar en múltiples ocasiones. Podríamos decir, casi sin miedo a equivocarnos, que lo que sucede con los hoteles españoles es precisamente eso. Hay gente que suele veranear en el mismo sitio y que, cuando ha de elegir el hotel, siempre tiene clara una preferencia por los motivos que sean. Tener clientela que se aloje en una habitación durante al menos una semana al año de manera fija es algo que vale mucho.

Las personas que se encuentran al cargo de todo tipo de hoteles están al tanto de todo lo que os estamos comentando, como es natural. Precisamente por eso, suelen tener en consideración todo lo que tenga que ver con la ropa de cama y todo tipo de tapizados. Se trata de gente con mucha experiencia y que es la primera que sabe que todo esto vale su peso en oro. Y tanto que lo vale.

Estamos seguros de que las cosas que os hemos venido comentando van a seguir siendo fundamentales para seguir atrayendo a turistas hasta nuestros hoteles. Desde luego, y teniendo en cuenta la importancia que va ligada al turismo para nuestra economía, es evidente que debemos cuidar de todo lo relacionado a esos turistas. Y disponer de hoteles de primera calidad es una de las maneras de hacerlo posible, que no le quepa la menor duda a nadie. Cualquier avance que se produzca en estos hoteles significará un avance para la ciudad en la que se ubiquen y, por ende, para el conjunto de los españoles.

 

 

Artículos mas recientes

subscribite al boletín informativo

En vivo

Otros artículos