Las empresas deben apostar por la transparencia

17 julio, 2018
Las empresas deben apostar por la transparencia

La crisis económica trajo consigo un maremágnum de empresas abocadas a la quiebra por no saber adaptarse a las novedades del mercado. Avanzar siempre ha supuesto un reto, sobretodo para las empresas que tienen un mayor recorrido en el mercado y que corren el riesgo de relajarse y verse sorprendidos.

Tras la crisis, las empresas han cambiado mucho la manera de mostrarse al cliente. Actualmente se busca dar imagen de transparencia, mostrando los objetivos empresariales con el fin de conseguir conectar con clientes potenciales que pueden verse incluidos en los mismos objetivos empresariales.

Esto ha sido recogido en la legislación mercantil, en concreto en la Ley de Sociedades de Capital, que introduce varios artículos dirigidos a aportar más transparencia a las organizaciones obligándoles a realizar auditorías y teniendo controles por escrito de situaciones que antes no se recogían.

Esto está generando un auge del sector de los auditores, que han visto que muchas empresas necesitan de los servicios de un auditor para comprobar que todas las cuentas y las regulaciones internas están en regla. Esto es necesario en muchos casos de cara a la presentación de cuentas anuales y su posterior aprobación.

Esto también se puede controlar mediante los sistemas de gestión, estos sistemas se encargan de que se cumplan las normas ISO específicas para cada negocio, de manera que siempre se puede controlar cuál es la concordancia con los objetivos de requisitos y rendimiento. A continuación vamos a hablar de este software de gestión de calidad, que facilita la vida de las empresas en gran medida.

Qué son los sistemas de gestión

La calidad del software es una preocupación a la que se dedican muchos esfuerzos. Sin embargo, el software casi nunca es perfecto. Todo proyecto tiene como objetivo producir software de la mejor calidad posible, que cumpla, y si puede supere las expectativas de los usuarios. En el desarrollo de software, la calidad de diseño acompaña a la calidad de los requisitos, especificaciones y diseño del sistema. La calidad de concordancia es un aspecto centrado principalmente en la implementación; Si la implementación sigue al diseño, y el sistema resultante cumple con los objetivos de requisitos y de rendimiento, la calidad de concordancia es alta.

El software es un producto inmaterial que no se fabrica, tampoco se degrada físicamente, pero sí se desarrolla. El software puede tener errores e incidencias, pero no son similares a las de cualquier equipo de carácter físico. La calidad del software se encuentra casi a la par de la calidad tradicional, ligeramente detrás, debido a que la calidad tradicional tiene varias décadas de historia, mientras que la calidad de software tiene entre 50 y 30 años de haber surgido. El software necesita ser actualizado.

La certificación del software se realiza mediante normas ISO. Un ejemplo es el ISO 9001 es una norma de sistemas de gestión de la calidad (SGC) reconocida internacionalmente. La norma ISO 9001 es un referente mundial en SGC, superando el millón de certificados en todo el mundo. La norma ISO 9001 es aplicable a cualquier organización – independientemente de su tamaño y ubicación geográfica. Una de las principales fortalezas de la norma ISO 9001 es su gran atractivo para todo tipo de organizaciones. Al centrarse en los procesos y en la satisfacción del cliente en lugar de en procedimientos, es igualmente aplicable tanto a proveedores de servicios como a fabricantes.

La norma ISO 9001 de sistemas de gestión de la calidad proporciona la infraestructura, procedimientos, procesos y recursos necesarios para ayudar a las organizaciones a controlar y mejorar su rendimiento y conducirles hacia la eficiencia, servicio al cliente y excelencia en el producto.

Los sistemas de gestión están cada vez más vinculados con el éxito y supervivencia de las organizaciones. De forma paralela, directores generales y gerentes de todo el mundo enfatizan la importancia que tienen las auditorías independientes para ayudar a asegurar que los sistemas de gestión alcanzan sus objetivos.

Un software de calidad reconocido es Q-BO, el software de control y gestión de calidad ISO indicado para mejorar la eficacia de los sistemas de gestión basados en Normas ISO, que emplea una metodología innovadora para el análisis de la información y el control de procesos, de manera que agiliza las auditorias internas y de Certificación.