La periodoncia, un valor al alza en la odontología

4 agosto, 2016
La periodoncia, un valor al alza en la odontología

Recientemente cuando salió a la luz el caso de Vitaldent, las clínicas dentales se situaron en el punto de mira público. Si bien es verdad se han revalorizado las clínicas familiares y más pequeñas, porque ofrecen un trato personalizado, cercano y sobre todo, profesional.

Un valor al alza en los negocios dentales es la periodoncia. La periodoncia es una parte de la ciencia de la odontología, que se ocupa del diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades del periodonto. Es decir, de aquellas que se producen en los tejidos cercanos a los dientes como podrían ser las encías, el ligamento periodoncial, el cemento radicular y los huesos alveolares. Las enfermedades relacionadas con la periodoncia se producen por la acumulación de placa bacteriana y sarro, la más común es la gingivitis. Con esta enfermedad los síntomas más comunes es el sangrado e inflamación de la encía, aunque no afecta al hueso. Pero la enfermedad más grave en este ámbito odontológico es la periodontitis, los pacientes incluso pueden llegar a perder piezas dentales porque la enfermedad afecta a los huesos que soportan los dientes.

En periodoncia Calzavara y Morante son especialistas en esta rama de la odontología, la periodoncia, así también como son expertos en implantes dentales en Madrid avalados por los múltiples casos clínicos en los que han intervenido y resuelto con los resultados más satisfactorios para el paciente. Gracias a la actualización de conocimientos en periodoncia e implantología de su equipo, consiguen aplicar con éxito, las mejores y más novedosas técnicas en periodoncia dental en Madrid con los métodos menos invasivos, reduciendo al máximo las molestias del paciente y los periodos de cicatrización.

Brackets, una inversión segura

Desde hace bastante tiempo otro punto fuerte para los negocios dentales es la implantación de brackets, también llamados aparatología fija, aparatos dentales o frenos. Cada vez más niños y adolescentes, incluso adultos, los llevan. Su función es corregir anomalías de posición dentaria y maxilares. La inversión que tienen que hacer los padres es muy alta, además las visitas son continuas. Al principio hay que visitar las clínicas una vez a la semana, pero cuando los brackets ya han sido instalados por los dentistas las visitas pasan a ser mensuales en la mayoría de los casos. Además, cuando ya se ha corregido la posición dental hay que seguir acudiendo al especialista para hacer continuas revisiones. Especialmente si todavía no han salido las muelas del juicio, porque cuando abren la encía pueden desestabilizar la posición dentaria.

También es necesario destacar que hay muchos tipos, los más comunes son los metálicos, pero también hay de cerámica (son del mismo color que los dientes o transparentes, por lo que son los que menos se aprecian a simple vista), de autoligado y bracktets camaleón. Elegir un tipo u otro depende del problema dental que presente cada paciente, así como su presupuesto, ya que por ejemplo los bracktes de cerámica o de camaleón son mucho más caros que los metálicos.

En definitiva, dos ámbitos de la odontología en alza con los que los dentistas pueden hacer una inversión segura.