La necesidad de contar con una asesoría

“No es un gasto, es una inversión” Al final te acabas ahorrando dinero y obteniendo beneficios. Estas son las palabras que yo siempre digo cuando me responden qué para que he contratado los servicios de una asesoría para mi empresa. Los que somos empresarios, aunque pequeños, y los que hemos sido autónomos somos conscientes de los problemas y quebraderos de cabeza que nos trae.

“No es un gasto, es una inversión” Al final te acabas ahorrando dinero y obteniendo beneficios. Estas son las palabras que yo siempre digo cuando me responden qué para que he contratado los servicios de una asesoría para mi empresa. Los que somos empresarios, aunque pequeños, y los que hemos sido autónomos somos conscientes de los problemas y quebraderos de cabeza que nos trae. Papeleos, leyes, normas, contratos, ayudas, impuestos…y me quedo corto. Un montón de problemas que es mejor dejar en manos de profesionales.

Primero, porque como decía mi abuelo, “zapatero a tus zapatos”, nuestra empresa se tiene que dedicar a lo que haga. Y lo siguiente, porque nadie mejor que nos profesionales para dominar un tema que seguro que no tenemos conocimientos. Nuestra misión es hacer productiva nuestra empresa.

Asesoría fiscal

En lo primero que te puede ayudar una asesoría es en temas fiscales. Te van a ofrecer asesoramiento en el ámbito fiscal y tributario, tanto de personas físicas como jurídicas y se van a encargar de que cumplas con todas tus obligaciones tributarias. Siempre los expertos resuelven todas tus dudas y buscan solución a los problemas que surjan ofreciendo pautas y consejos para que tu empresa pueda adaptarse mejor a la normativa vigente. Y es que las leyes están cambiado constanmente. No es la primera vez que una empresa se mete en líos fiscales por desconocer la ley.

Ellos se encargan de maximizar beneficios y de minimizar el impacto tributario reduciendo la carga impositiva. Por ejemplo en cosas tan concretas como el asesoramiento tributario especializado, la planificación fiscal de empresas, la presentación y liquidación de impuestos la gestión de recursos, requerimientos y reclamaciones, y por supuesto, y algo que es fundamental, dándote la asistencia a inspecciones de la Agencia Tributaria.

Asesoría contable

Cuando las cuentas no salen, tenemos un problema. O hay que cambiar el modelo de producción o simplemente hay que revisar las cuentas, Muchas veces no somos conscientes de por dónde se nos va el dinero. Pues bien, una asesoría nos puede ayudar. Un equipo de profesionales que te mantenga siempre informado de la legislación vigente en temas contables y mercantiles pudiendo así rentabilizar los recursos de tu sociedad, planificar estrategias fiscales y alcanzar los objetivos de tu negocio.

“La continua formación del equipo de una asesoría contable en junto a un buen programa de software de última generación hace que la llevanza de la contabilidad de la empresa en base a los criterios del PGC sea de una manera minuciosa permitiendo acelerar y mejorar los tiempos en la toma de decisiones”, aseguran desde la asesoría Luygo.

De esta manera, hay algunos aspectos como pueden ser el asesoramiento y revisión continua, el análisis de la situación contable y Administrativa de la empresa, la gestión e interpretación de contabilidades, la elaboración y legalización de Libros Oficiales y, también la confección y depósito de Cuentas Anuales en el Registro Mercantil. Aspectos que son complejos para muchos de nosotros. Y es que nadie dijo que esto de ser empresario fuera fácil, y encima, las administraciones no ponen nada de su parte. Los trámites burocráticos ya sabes que son muy complicados.

La Declaración de la Renta

Con la declaración de la Renta hemos topado. No creo que haya una crueldad más grande que esto, sobre todo para unos autónomos que lo único que hacen es pagar todos los meses un montón de impuestos, y luego ven cómo la declaración también les toca pagar. Mi caso particular es muy concreto. Cinco años haciendo yo la declaración, cinco que me tocó pagar. Al primero que lo dejé en manos de la asesoría Luygo, pues oye a devolver. Me comentaron que mi error era aceptar el borrador que me mandaban. Y el borrador es una propuesta de Declaración que confecciona la propia Agencia Tributaria con los datos que posee del contribuyente que lo ha solicitado. Sin embargo, es obligación del ciudadano revisar que tanto los datos como los resultados del borrador sean correctos antes de confirmarlo, para eso está una asesoría. Su equipo de profesionales, siempre al tanto de todas las novedades y deducciones, valoró cada caso y buscó la opción más beneficiosa para mí, El resultado fue que me devolvieron más de 500 euros. Y los tiempos han cambiado mucho, ahora se pueden hacer todos los trámites sin moverte de tu casa a través de whatsapp.

Asesoría Laboral

Una asesoría laboral en te ayudará a optimizar los recursos de personal y a establecer las estrategias laborales y legales que mejor se adapten a cada situación para evitar así, posibles conflictos con los trabajadores y sobrecostes innecesarios. Algo que es fundamental para cuadrar las cuentas al final de año.

 

Artículos mas recientes

subscribite al boletín informativo

En vivo

Otros artículos