La mecánica, una industria con multitud de salidas laborales

28 mayo, 2018
La mecánica, una industria con multitud de salidas laborales

En el sector industrial de la mecánica tenemos multitud de salidas y es que esta profesión nos abre la puerta a trabajos tan diferentes como la electricidad del automóvil, la chapistería, la pintura, la mecánica propiamente dicha y más recientemente también nos ha abierto la puerta a conocimientos informáticos, dados los complejos softwares que traen los nuevos modelos de coches y a trabajos de electricidad hasta ahora desconocidos, al menos en cuanto al desarrollo de la tecnología se refiere. Es por ello por lo que la electromecánica compone un gran abanico de profesiones que nos puede abrir muchas puertas puesto que no solo hablamos de automóviles o motocicletas, también nos referimos a barcos, aviones, grúas, helicópteros, bicicletas y a los nuevos drones, entre otras muchas máquinas en las que podríamos trabajar.

Si nos paramos a pensar unos minutos nos daremos cuenta de que cada vez existen más robots en la industria, sea del sector que sea, por lo que el volumen de mecánicos que se necesiten para programar, arreglar y hacer funcionar esas máquinas va a ser cada vez mayor. Además, lejos quedan ya aquellos coches como el mítico Renault Siete que, desde la fábrica de FASA en Valladolid, se vendía para todo el mundo y en el que si nos fijamos, la mecánica era lo más importante, mientras que la electrónica eran dos simples cables que alimentados por una batería y una dinamo, daban luz a las diferentes lámparas del coche, mientras que hoy en día, existen sistemas muy complejos de electricidad que hacen que en ocasiones, hasta nos sintamos inseguros en nuestros coches, y es que hoy en día usan elementos de alta tensión, sistemas recuperadores de energía cinética, paneles fotovoltaicos para regenerar o recargar las baterías y un sinfín de aplicaciones eléctricas que hacen que el trabajo de un mecánico sea más que nunca, el elemento clave para que el automóvil funciones puesto que ya es prácticamente imposible, que si nuestro coche se avería, podamos arreglarlo in situ, sin tener que llamar a la asistencia en carretera.

Por estos motivos que os mencionamos, cada vez es más importante que llevemos nuestros vehículos a taller punteros, talleres de confianza que nos ofrezcan todas las garantías y servicios que nos hacen falta, como AutoBabel y es que si dejamos nuestro coche en sus manos, tenemos la certeza de confiar en los más expertos, unas manos en las que además de realizar los mantenimientos habituales de nuestros coches, como cambios de aceite y filtros o la correa de la distribución, también podemos pintar o arreglar algún arañazo que tengamos puesto que cuentan con las cabinas de pintura más punteras del mercado.

La mecánica, no es solo aplicada en lo que día a día vemos, como son coches, motos, barcos, aviones o bicicletas y es que, dentro de la profesión, existen diversas especializaciones como es la relativa a la competición que nos pueden abrir puertas a un futuro muy prometedor. Sin ir más lejos, los alumnos de la Universidad de Vigo han construido un monoplaza para la Fórmula Student, una competición entre universidades europeas en las que los alumnos luchan por ser los mejores a la hora de diseñar y llevar a la pista un monoplaza. Tres años llevan ya los estudiantes vigueses desarrollando el coche y lo cierto es que no lo han hecho nada mal puesto que ya están comenzando a obtener los primeros galardones que premian su trabajo año tras año.

La especialización, una buena opción frente a un mundo cada vez más competido

La especialización, casi en cualquier ámbito de nuestras vidas es una opción que siempre debemos valorar y es que en un mundo en el que cada vez existe más competencia, ser los mejores en algo es lo que nos diferenciará y nos abrirá las puertas de lo que nos propongamos, es por ello, que en la actualidad, en torno a la mecánica, existen diferentes escuelas como Monlau en Barcelona que se dedican a formar a los mejores mecánicos, personas que tan solo unos pocos años después vemos de forma asidua en los boxes de competiciones mundiales de motociclismo o de automovilismo y es que en estas escuelas se les forma para ser los mejores haciendo su trabajo. Además, y como es lógico para poder seguir avanzando, se les inculca un nivel de inglés muy alto, de tal forma que en cuanto finalicen los estudios, puedan salir a trabajar a cualquier compañía del mundo sin mayor dificultad.