La industria de la moda en España, una apuesta más que segura

5 mayo, 2020
La industria de la moda en España, una apuesta más que segura

La industria de la moda es una de las más importantes en nuestro país. Es algo que ha quedado claro en repetidas ocasiones en España y que sigue quedándolo año tras año. Es evidente que no cabe la menor duda de que los españoles y las españolas somos un público ideal para este sector. Vivimos en un país en el que las temperaturas son extremas, muy frías en muchos lugares de nuestra geografía en invierno y excesivamente calurosas durante los meses de verano. Eso nos obliga, de alguna manera, a utilizar la ropa más adecuada para cada momento para ajustarlo a la temperatura exterior.

La verdad es que el sector que se dedica a este modelo de negocio tiene una gran ventaja al instalarse en España. Son muchas las empresas que trabajan este mercado en el interior de nuestras fronteras. Y los resultados que están obteniendo son, desde luego, de lo más adecuados a sus intereses. Y, además, mejoran con el paso de los años. Por eso siguen abriendo empresas y más empresas que se dedican a esta actividad en los tiempos que corren. Tiene pinta de que va a seguir creciendo este número en los próximos años.

La industria textil española vive momentos de auge que parece que van a seguir siendo como tales durante años y años. En una noticia que fue publicada en el portal web especializado Modaes, se indica que esta industria cerró el año 2019 con un total de 5.800 millones de euros en la facturación, el cual es uno de los mejores síntomas que nos ha dejado la actividad en los últimos años. La verdad es que este negocio es uno de los mejores, por no decir el mejor, en nuestro país. Y es que ni siquiera durante los peores años de la crisis dio pérdidas.

Eso sí: hay que tener en cuenta que muchas de esas empresas no son de origen español, sino que responden a multinacionales que provienen de otras partes de Europa y de Estados Unidos. La moda española, en función de otro artículo que fue publicado en el portal web del diario 20 Minutos, factura algo más de 400 millones de euros al año, que no está nada mal y que, desde luego, tenemos que valorar una vez llegados a este punto.

La moda es uno de los pocos sectores seguros en España. Cualquier inversión que se lleve a cabo en este sector tiene muchas más posibilidades de ser rentable que en cualquier otro negocio. Y es que a los españoles y las españolas nos encanta la moda. Y máxime si, además, nos dan la posibilidad de comprarla de manera online, sin hacer colas, sin perder tiempo y sin tener que gastarnos un dineral en desplazamientos. Los profesionales de una entidad como lo es Catalinos, especializada en la distribución de ropa al por mayor, nos han comentado que en los últimos años no para de crecer la facturación de su empresa y que, gracias al comercio online, se ha producido un repunte sin precedentes de las ganancias de las empresas del sector.

Para todos los públicos

La verdad es que no cabe la menor duda de que, tradicionalmente, las empresas españolas de moda han estado ligadas a la moda femenina de manera preferente. Esa moda siempre se había ajustado al prototipo de mujer bella y con cintura de avispa, pero ahora el espectro se ha ampliado muchísimo más. Los hombres ya tienen una cantidad de prendas similar al de las mujeres y, además, hay prendas para todo tipo de personas: más altas, más delgadas o más corpulentas. Y eso ha sido clave para que el negocio haya terminado de despegar.

En este contexto, es evidente que cualquier persona puede tener acceso a la ropa que comercializan las empresas dedicadas a la moda en España. Ya no hay un prototipo de cliente o clienta, por lo que ha conseguido captarse la atención de muchas más personas y conseguir que, de este modo, haya crecido de una manera exponencial los volúmenes de facturación de todas las empresas que componen el sector, incluidas las que son más pequeñas y que en teoría podrían tener más problemas para sobrevivir.

Estamos convencidos de que va a seguir aumentando el número de millones de euros que el sector es capaz de facturar. Las tendencias en el mundo de la moda pasan muy rápido y, desde luego, eso hace que las necesidades también sean bastante grandes entre la población que supone el público objetivo de este tipo de empresas. No cabe la menor duda de que ese público puede confiar, ahora más que nunca, en el conjunto de empresas que conforman la industria textil en España, una de las industrias que, sin duda, es de las más potentes del mundo.