El transporte y la logística mueven nuestra economía

14 diciembre, 2021
El transporte y la logística mueven nuestra economía

Los servicios logísticos siempre han sido básicos en lo que tiene que ver con el mantenimiento de cualquier tipo de negocio. La verdad es que estamos hablando de una de las actividades que podría considerarse fundamental e imprescindible en toda sociedad. De hecho, y si tenemos en cuenta que la logística de muchos sectores como el alimentario o el sanitario continuó funcionando durante los peores momentos de la pandemia, podremos comprender que, en realidad, estamos hablando de una actividad de la que no podemos prescindir bajo ningún concepto. Sería una verdadera negligencia hacerlo.

A pesar de ello, sí que es cierto que el sector logístico y de transporte de mercancías notó el impacto económico negativo ocasionado por el coronavirus. Llegaba este problema en un momento muy poco indicado porque, después de la crisis económica que dio comienzo en el año 2008, el sector venía ganando fuerza y ya se había convertido en uno de los sectores estratégicos que existían en nuestra economía. La progresión de los cuatro o cinco años anteriores se vio cortada de raíz y lo cierto es que la preocupación se apoderó de las personas que se desempeñaban profesionalmente dentro del sector. No era para menos, por supuesto.

Vamos a ilustrar con una cifra lo que os hemos transmitido en el párrafo anterior. Según una noticia que fue publicada por el portal web especializado en logística Alimarket, el sector de la logística y el transporte había crecido un nada desdeñable 4’2% en el año 2016. Era una viva muestra de que estábamos recuperando la normalidad después de un periodo de crisis que era el peor desde 1929. El sector se vio beneficiado por el aumento de la confianza de la gente en el comercio electrónico pero, cuando llegó el mes de marzo del año pasado, todo el mundo se echó las manos a la cabeza. Por suerte, ya hemos escapado de esa situación tan complicada.

Ahora la situación es mucho más tranquilizadora y tenemos bastantes motivos para sonreír. Una noticia que fue publicada y distribuida por la agencia de noticias Europa Press indicaba que los profesionales al cargo de los sectores de la logística y el transporte ya habían dado por finalizada la crisis ocasionada por la pandemia y que las previsiones de crecimiento que se esperaban de cara al final de este 2021 se situaban en torno al 15%. Son datos muy interesantes y que han permitido que la incertidumbre no solo se reduzca en lo que respecta a estos negocios, sino también en todos los demás.

La crisis ocasionada por el coronavirus no va a medrar el crecimiento de sectores que, antes de la pandemia, venían aumentando su volumen de negocio con fuerza. Este es el caso de la logística y el transporte, que van a seguir mejorando sus registros en la medida de lo que lo hacían antes de que se decretara el primer Estado de Alarma por coronavirus. Los profesionales de All Scand Cargo nos han hablado de ello y nos han indicado que las previsiones de cara al 2022 son las mismas ahora que las que se manejaban en 2019, antes de que ocurriera todo lo que ha caracterizado a nuestro día a día desde hace año y medio. Y esas previsiones apuntan a una única dirección: el crecimiento progresivo del volumen de negocio de la logística y el transporte de este país.

Un liderazgo indiscutible

Todo el mundo está de acuerdo al afirmar que las actividades de las que venimos hablando se han erigido como dos de las más importantes de nuestra economía. Antes ya lo eran, desde luego, pero esa apuesta por el comercio electrónico de la que también hemos hablado a lo largo de este artículo ha hecho que se potencien todavía más y que su crecimiento todavía no haya tocado techo. Y es complicado conocer cuándo lo hará. Es evidente que el transporte y la logística ya han asumido las dotes de liderazgo en lo que respecta a la economía española y que, perfectamente, pueden plantarle cara en términos numéricos a sectores como el turismo o la hostelería, que marcan los mejores registros aquí.

¿Le queda a alguien alguna duda acerca de que estas actividades van a seguir creciendo en los próximos años? Es evidente que existe un margen de mejora que va a ser cubierto por las entidades del sector, que cada día muestran un servicio más fiable, más rápido, mejor preparado y, en definitiva, más competitivo. Esa es una de las claves necesarias para que las empresas de nuestro país funcionen y que lo hagan bien, creando oportunidades para sus clientes y prestando servicios y vendiendo bienes que, de verdad, contribuyan a mejorar algún aspecto de quienes se hacen con ellos.