El sector inmobiliario se reinventa: así será la búsqueda de pisos postpandemia

7 septiembre, 2020
El sector inmobiliario se reinventa: así será la búsqueda de pisos postpandemia

El sector inmobiliario ha tenido que reinventarse, como muchas otras industrias, debido a la crisis del coronavirus y la situación de aislamiento y cuarentena que nos encontramos por mucho tiempo, la cual afecto a todo tipo de actividad económica, en los peores casos, ocasionando quiebras de negocios.

En vista que ahora es bastante difícil que los clientes vayan  a ver un inmueble para alquilarlo o comprarlo, el sector inmobiliario ha tenido que buscar nuevas formas de seguir en el mercado y subsistir a la pandemia. Por eso ahora cuenta con nuevas tecnologías que juegan a su favor, como visitas 360, vídeos reales o inteligencia artificial que les permiten a los clientes ver la casa como si estuvieran ahí.

Así que si estás pensando en comprar o alquilar un piso nuevo y quieres saber como se hace ahora. Business Insider España ha hablado con varios expertos para analizar cómo ha afectado el coronavirus al mercado inmobiliario.

Imposibilidad de visitar pisos

La primera consecuencia es la más evidente: mientras no ha estado permitido salir, las visitas de posibles compradores se han visto interrumpidas. Incluso, aunque ahora se ha salido del estado de emergencia, existen demasiadas medidas, algunas  limitaciones de horario y un poco de miedo de algunos clientes para ir a visitar pisos. Así que, como era de esperarse, al no poder visitar los pisos, la compra no se efectúa y se desencadena una paralización en el número de llamadas y mails de compradores; sin contar las bajas en  las ganancias de las agencias.

Menos operaciones, menor número de hipotecas

Del mismo modo, al desaparecer de pronto la compraventa de casas, inevitablemente la firma de préstamos hipotecarios se resiente. De hecho, desde la Agencia Negociadora calculan que, sólo entre abril y mayo, esa reducción llegó al 60% de las hipotecas.

¿Una oportunidad para comprar vivienda?

Por su parte, La agencia Inmobiliaria Inmodoñana nos insta a ver el lado bueno de la situación, y es que en las crisis también surgen oportunidades. Por ejemplo, en este caso se han comenzado a ver una bajada en los  precios de los inmuebles. Por lo tanto, si tenías planeado comprar un inmueble, todo apunta a que ahora será  el mejor momento ahora.

Ahora es que se comenzarán a ver oportunidades de compra con descuento a corto o a medio plazo, resultado de las necesidades de liquidez que están sufriendo algunos tenedores de inmuebles.

«Esta situación nos debería dirigir a que sean los compradores los que dominen el mercado, provocando un ajuste de precios a la baja, impulsado sobre todo por aquellos que poseen liquidez en estos momentos. Parece que los que quieran comprar y estén atentos a los plazos tendrán una buena oportunidad a corto y medio plazo«, prevé el experto en el sector inmobiliario José Manuel Diestre.

El segundo semestre del año será clave para adquirir una propiedad

Como venimos desarrollando en los puntos anteriores, si quieres adquirir un piso, ya sea por compra o alquiler, y de tener las posibilidades financieras y estabilidad laboral, la adquisición puede ser recomendable cuando pasen los momentos más duros del Covid-19, en el segundo semestre de 2020.

La calificación del sector inmobiliario nacional, a la baja

El mercado inmobiliario español siempre ha gozado de una buena consideración en el exterior. No obstante, debido al fuerte coletazo del virus, se  recortó la calificación del sector en España de riesgo de inversión bajo (AA-) a elevado (BB). Además«cuánto más tiempo se prolongue la situación, mayor impacto negativo tendrá sobre el rating«, avisan los expertos.

Ritmo más bajo al construir

También, en lo que se refiere a la vivienda nueva, hay varios puntos que considerar. El primero es el retraso que supuso el parón de actividad en los momentos más intensos de la cuarentena. Además de la medida de la distancia de seguridad que ayuda a ralentizar el ritmo de construcción. Más, los protocolos de desinfección que tienen que aplicar las inmobiliarias antes de entregar un piso nuevo en pro de ofrecer la máxima seguridad higiénica a los nuevos propietarios y que genera más retardos en los tiempos de entrega.

Del alquiler turístico al residencial

Uno de los sectores más afectados por el coronavirus, por supuesto,  es el turístico. Así, el porcentaje de cancelaciones de reservas se disparó por los cielos… sin contar lo que aún queda para que la actividad vuelva a cotas normales. Ello puede suponer una transferencia desde el segmento del alquiler de vacaciones al mercado tradicional de arrendamiento, lo cual se intensificará aún más  dependiendo de la duración de la crisis en el turismo.

Con todo, el mercado de compra y alquiler de vivienda muestra una tendencia a la baja y se generarán grandes oportunidades que los inversores menos afectados por el Covid-19 podrán aprovechar. Así,  la recuperación del sector inmobiliario será paralela a la del conjunto de la economía, al tiempo que la pandemia vaya remitiendo y todo vaya volviendo a la normalidad.

De hecho, al hacer una previsión sobre los tiempos, las fechas en que podría ocurrir esta recuperación se estima que sean ya para el 2021; cuando se espera que el ámbito inmobiliario registre picos de crecimiento enérgicos, pudiendo retornar a niveles anteriores al coronavirus.

Previsiones ante un posible rebrote del Covid-19 en el contrato

Por lo general, el propietario del piso en alquiler busca la solvencia del posible inquilino antes que cerrar una renta más elevada con un arrendatario de riesgo. Para comprobar la solvencia pedirán el contrato de trabajo, la declaración de la renta del año anterior y las últimas nóminas para saber el tiempo que lleva cotizado, si está indefinido o temporal, si tiene embargada la nómina, si es  un autónomo hay que pedirle las declaraciones fiscales como IRPF o IVA, y, muy importante en los tiempos de pandemia, si el trabajador está afectado por un ERTE.

Además, el propietario comprobará las deudas que pueda tener, a través de la Central de Información de Riesgos del Banco de España, sobre todo ahora cuando la situación económica aprieta y debido al Covid-19 se han cerrado tantos negocios, se han detenido tantas actividades económicas y ha habido tantos despedidos. Incluso aquí también vale consultar algún registro de morosos para descartar que el inquilino tiene deudas. Finalmente, también  solicitará un estudio de solvencia del inquilino a alguna empresa que presta estos servicios.

Por otro lado,  se recomienda incluir en los futuros contratos de alquiler ciertas previsiones frente a un rebrote del Covid-19, sobre todo si se trata de la compra o alquiler de locales de negocio. En cuanto a los contratos de viviendas, los expertos recalcan “En los alquileres de vivienda será útil si al inquilino le sobreviene una situación de grave necesidad. Circunstancia que convendrá delimitar en la cláusula que se redacte. Concretando a su vez las medidas a adoptar para facilitar al inquilino el pago de la renta en tal caso”.

En este sentido, una posibilidad es establecer que la pérdida del puesto de trabajo del inquilino, como consecuencia de una restructuración de plantilla por el COVID-19 que se lleve a cabo hasta antes de final de año, le otorgue el derecho a obtener una reducción del pago de la renta durante unos meses, abonando el resto aplazado. Y ello, siempre y cuando el inquilino vea mermados sustancialmente sus ingresos; evitando tener que recurrir a un desahucio por motivos de incumplimientos en el pago de la renta.