4 tips para elegir a un buen abogado

18 junio, 2019
4 tips para elegir a un buen abogado

El mundo de la empresa es complejo y conviene contar con los servicios de un buen abogado de empresa. Hablando de este tema con Gap-Abogados que cuentan con muchas empresas entre su clientela, aconsejan optar por un buen bufete que trabaje tanto a la hora de asesorar como para defender los derechos que tenga la firma. De esta manera estaremos más tranquilos y nunca sabemos cuando vamos a poder necesitar los servicios de un buen abogado.

Existen muchas empresas, pero no todas necesitan contratar los servicios de un abogado de forma permanente. Realmente hay muchos asuntos en los que es conveniente contar con ellos, confiemos en él y sepa comprender cuáles son las necesidades de la empresa.

Conscientes de la importancia que tiene este tema, hemos querido recoger 5 útiles tips para elegir un buen abogado:

Hay que saber cuando vamos a precisar de un asesoramiento legal donde queremos dejarte algunas situaciones que suelen darse y es necesario:

  • Si decides transformar tu empresa en una sociedad anónima o no, o necesites que se prepare la documentación que necesites.
  • En el momento en que quieras redactar o descifrar un contrato complicado
  • Si recibes una amenaza de demanda legal
  • Si precisas de ayuda para cobrar una deuda
  • Cuando precisas de informaciones sobre reglamentos de tu negocio y ayuda sobre la forma en la que vas a poder cumplir con ellos

Contratación de un abogado que comprenda tu empresa

Debes conseguir que tu abogado, lo mismo que cualquiera otro asesor entienda las necesidades particulares que tenga tu empresa. A la hora de mantener entrevistas de cara a seleccionar a un abogado, debes preguntar si trabajó antes con una empresa como la tuya. Es recomendable que tenga una gran experiencia, no debes ser la empresa en la que se forme, por lo que siempre contratar a abogados que estén ya curtidos en los temas que te atañen.

Usa referencias

Siempre son importante las referencias, pues es buena forma de encontrar todo servicio que quieras y en este caso el abogado no es algo excepcional. Esto hace que sea necesario hablar con otros empresarios y el abogado no es algo excepción. Lo principal es hablar con profesionales en quien confíes, lo mismo que tampoco está de más hacer una consulta al colegio de abogados de tu ciudad o población.

Comprende qué te cobran antes de recibir una factura

En el caso de los honorarios de los abogados que contrates, hay que ser conscientes de que pueden llegar a variar, todo ello dependiendo del sitio en el que trabajes, la experiencia que tengas o de si es un bufete de gran tamaño o una pequeña oficina legal.

Es necesario conocer bien como puede cobrar el abogado. A la hora de llamar para conseguir un asesoramiento, hay que saber temas como las tarifas y demás honorarios. No está de más preguntar por adelantado si se cobra la primera consulta.

Negocia un método de facturación que responda a tus necesidades

Muchas empresas pequeñas acostumbran a pagar a un abogado cuando es preciso. Si se trabajan dos horas, ese va a ser el tiempo que se le pague. En el caso de que mantengas una relación de continua con tu abogado, donde es posible que te facturen una vez por mes de los servicios que se presten.

Hay opciones como en la que se pagan los honorarios a un abogado que se comprometerá a mantener su disponibilidad en el caso de que tengas que efectuar una serie de tareas que acuerdes con la empresa, en una relación de trabajo permanente. Si nos enfrentamos a un litigio grave o se cuenta con algún proyecto en especial, habrá que negociar honorarios extra.

Muchas veces es posible obtener un plan legal que esté prepagado por el cual se reciban una serie de servicios, todo ello a cambio de que se cuente con una tarifa única al año.

A la hora de contar con un abogado, no debemos olvidar el preparar bien las reuniones que tengamos con el abogado, puesto que el tiempo correo. Por todo ello, lo mejor es hacer tu mismo la totalidad de llamas telefónicas que sean ajenas a los temas legales, al igual que la investigación básica.

Esperamos que con todo esto tengas ya una idea de lo que debes hacer para seleccionar un buen abogado ¿no?